A pocas horas de celebrarse un nuevo proceso electoral presidencial en Colombia, la atención del hemisferio está puesta en este país sudamericano, especialmente la de Venezuela, quien hasta 2006 fue su segundo socio comercial. Un tema de especial interés para ambas naciones es el económico, por lo que el pueblo colombiano y el venezolano esperan que, quien alcance la mayoría de los votos, continúe trabajando en reimpulsar las relaciones comerciales entre ambos países, luego que los intercambios comerciales entre ambas naciones llegaran a su mínimo histórico cuando el fallecido presidente Hugo Chávez y Álvaro Uribe Vélez decidieron romper relaciones.

Sobre este punto es preciso recordar que después de Estados Unidos, Venezuela era el segundo socio comercial de Colombia. Nicolás Martínez Patiño, colaborador en el Observatorio de Política y Relaciones Internacionales Colombianas, recuerda que cuando Hugo Chávez asumió el poder en 1999, “la Comunidad Andina de Naciones era el espacio por medio del cual los dos países realizaban su intercambio. Eran tiempos de calma en donde la balanza comercial entre los dos países estuvo muy ligeramente a favor de Colombia llegando casi a un punto de equilibro en 2003 (una diferencia apenas de 7,7 millones de dólares), y en donde las cifras de intercambio, entre exportaciones e importaciones, rondaban los 2 mil millones de dólares”.

Pero la salida definitiva de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) en el año 2011, cambió el panorama y en vista que ya no existía un instrumento jurídico que respaldara las relaciones, ambos países decidieron firmar el Acuerdo de Alcance Parcial “que abarca a 3.500 productos con el fin de que más del 90 % de los renglones de su exportación tengan un arancel cero”, explicó en su momento, Luis Alberto Russian, presidente de la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (Cavecol).

Russian señaló que además de la salida de la CAN, el rompimiento de relaciones provocó una grave caída de 63% de la balanza comercial que llegó a los 1.688 millones de dólares en 2010, mientras que en 2009 se había ubicado en los 4.616 millones de dólares.

Ya para agosto de 2010, con el cambio de gobierno en el vecino país, las relaciones tomaron un nuevo aire. El desafío asumido por Santos se enfocó, no sólo en acercarse a su homólogo Hugo Chávez, sino en acoplarse a esa nueva realidad económica de su viejo socio comercial, que se caracterizaba por un control de precios, escasez de productos de primera necesidad y reducción de la producción nacional de Venezuela.

Fue en 2011 cuando el comercio entre ambos países comenzó a crecer en 26%, según las cifras de Cavecol y para 2012 llegó a los 2.918 millones, 28% más que el 2011.

Ya para 2013, con la llegada a la presidencia de Nicolás Maduro se inició un “relanzamiento de las relaciones”, con lo que ambos países lograron consolidar acuerdos en materia energética y de comercio.

Se tomaron medidas para combatir el tráfico ilegal de combustible en las zonas fronterizas. El canciller Elías Jaua, en agosto de 2013 manifestó la activación de un sistema de suministro de combustible en el Arauca. Se refirió a la construcción de un gasoducto caribeño para exportar gas hacia Colombia.

Deuda ronda los 4.000 millones de dólares

En la actualidad las deudas son “el pan nuestro” de la relación comercial entre Colombia y Venezuela. Se le suma el contrabando de gasolina y alimentos de primera necesidad en la frontera.

Sobre el tema de la deuda Cavecol estima que asciende a unos 4.000 millones de dólares que se deben a empresarios colombianos.

Sin lugar a dudas este ha de ser uno de los problemas principales que deberá resolver quien gane las elecciones presidenciales el próximo 25 de mayo.

La frontera requiere una política económica especial

Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo Venezolana expresó su preocupación por la situación económica “cada vez más crítica” en la frontera de Cúcuta, “cuya dinámica histórica de desarrollo ha estado ligada a Venezuela porque San Antonio y Ureña se han desarrollado de la mano”.

El contrabando y el diferencial de precios entre las dos economías son fenómenos que corroen cualquier posibilidad de producción e intercambio mutuamente beneficioso. Allá (en Venezuela) existe la queja de que todos los alimentos que Venezuela importa y luego subsidia para consumo del pueblo venezolano se sustraen hacia Colombia, y acá (en Colombia) la de la competencia desleal que sufre nuestra economía, dijo Pardo, quien espera más que “una estrategia coordinada de aduanas para luchar contra las mafias del contrabando, que cada día se fortalecen y deterioran la vida en frontera”.

La presidenta de la Cámara Colombo Venezolana insiste en que el desarrollo fronterizo debe estar en el primer lugar de la agenda binacional. “El presidente Nicolás Maduro señalaba que el reto económico para Venezuela era producir. Impulsar zonas económicas especiales, con regímenes e incentivos financieros para promover la producción. “Sería una opción que impulsaría la producción y el empleo contra la ilegalidad y el contrabando. Producir para Venezuela desde la frontera, dándoles trabajo digno, honorable y productivo a venezolanos y colombianos. O producir en zona franca en Cúcuta, con inversión pública o privada venezolana, en asociación con productores colombianos, los alimentos y productos que escasean en Venezuela”, puntualizó Magdalena Pardo.

Crisis venezolana, oportunidad para reactivar el intercambio

Ahora bien, pese a la situación ya descrita, según cifras ofrecidas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas de Colombia (DANE) durante el año 2013, las exportaciones entre enero y noviembre, reflejaron un aumento en rubros como cabezas de ganado, carne congelada, carne en canal, leche en polvo, leche UHT, mantequilla, margarina, aceite, pollitos de un día, huevos y harina de trigo, debido a desabastecimiento que se vive en Venezuela.

El incremento fue significativo en el renglón de ‘animales y sus productos’, que tuvo una variación positiva del 46,4% con respecto al mismo periodo de 2012. Aunque mucho menor, el grupo de ‘alimentos, bebidas y tabaco’ también experimentó una variación positiva (1,4%).
Estima el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia que las exportaciones al vecino país crecieron 28,1%; lo que se traduce en 430,5 millones de dólares. De ello 20 millones de dólares corresponde a los azúcares y productos de confitería, y el despacho de animales y productos, supera los 31 millones de dólares. Los productos de aseo y cosméticos son el otro rubro que se exporta muy bien a Venezuela registrando un crecimiento de 13,2%, al ubicarse en 11,4 millones de dólares.

El rubro de papel, cartón y sus manufacturas, supera los 14 millones de dólares, y destaca el suministro de productos como los pañales y el papel higiénico”.

Colombia también es un proveedor importante de insumos necesarios en distintas industrias. Por ejemplo, los productos químicos han registrado despachos por 60,9 millones de dólares, es decir 54% más que hace un año.

Le sigue el sector de metales y sus manufacturas, cuyos envíos rondan los 20 millones de dólares. Otros productos con ventas superiores a 10 millones de dólares son los plásticos y hay un volumen similar de despachos de productos farmacéuticos.

Aunque los datos no están ni cerca de los máximos históricos que se registraron en la balanza comercial de 2008, se espera que el próximo presidente colombiano se enfoque en seguir reactivando el comercio entre ambos países.

DATOS IMPORTANTES

*Exportaciones venezolanas en 2013 cayeron 10% en comparación con 2012 cuando cerraron en 467 millones de dólares, mientras que las exportaciones de Colombia en 2012 fueron de 2.451 millones.

*Si se comparan las estadísticas del primer cuatrimestre de 2014 con las del mismo período de 2013 el intercambio comercial cerró en 749 millones, 1% menos de los 858 millones que hubo ese año. De esos 749 millones de dólares de intercambio comercial, 579 fueron importaciones de Venezuela, 20% menos de los 724 millones que se importaron el mismo período de 2013.

*El 81% de lo que hoy exporta Venezuela a Colombia está comprendido en productos del sector petroquímico como aceites y preparaciones, propeno, urea, dodecilbenceno, y por otro lado, aleaciones de aluminios en bruto sin aliar.

BREVES
*Las exportaciones de Venezuela a Colombia cerraron en 170 millones entre enero y abril de 2014, un incremento de 27% respecto al mismo período de 2013, que cerró en 134 millones.
* Las exportaciones de Colombia a Venezuela crecieron 28,1% en el primer bimestre del año, lo que se traduce en 430,5 millones de dólares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here