¿Quién no escuchó los rumores, a principios de agosto, sobre una presunta reducción del horario de trabajo de los estacionamientos en el país? Se hablaba de que, a partir del lunes 18, laborarían sólo de 8 de la mañana a 6 de la tarde, de lunes a viernes. La alerta, más que un rumor era en realidad una medida que había acordado la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Estacionamientos (Anpage), con la aprobación masiva del gremio en Asamblea Extraordinaria, para paliar la terrible crisis que aparentemente se ha apoderado de este sector económico dado que, desde hace 28 meses, el Gobierno no les ha permitido ajustar sus tarifas.

Estacionamiento2

Por fortuna, la medida fue suspendida tras un encuentro entre las partes, que estuvo presidido por el ministro para el Transporte Terrestre, Haiman El Troudi y el presidente de la Superintendencia de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez.

“En 28 meses se ha registrado en el país una inflación de 150%, 6 aumentos salariales; nos han reducido la jornada de vigilancia en la noche, de 11 horas a 7 y media; aumentaron los alquileres, las pólizas de seguro y todos los insumos que consumimos: la pintura en estos 2 años subió 10 veces su valor y algunos repuestos hasta más de 20 veces. Llegamos a un momento en que ya no podemos seguir operando”, explicó el Presidente de la Asociación, Benigno Marcos.

Es por eso que los solicitantes proponen que el ajuste tarifario se realice escalonado, llevándose de 4,45 bolívares a 10, 50, en una primera instancia y a 12,50 en diciembre de este mismo año; más IVA en ambos casos.

Por su parte, el vicepresidente de Anpage, José Rafael Baldó, habría declarado al salir de la reunión que –según el ministro Haiman El Troudi- “el presidente de la República, Nicolás Maduro, tiene interés directo en resolver esta problemática, lo cual es muy importante para nosotros que en un año no hemos logrado que se revise la situación del sector. Damos por buena su palabra y su ofrecimiento”.

Pero para otros miembros de la asociación, como Carlos Guzmán, secretario general, “el Ejecutivo está consciente de que hay que hacer un ajuste de los establecimientos, el asunto es ¿cuánto es el ajuste?”, expresó posiblemente temeroso ante declaraciones como las ofrecidas por el titular de la Superintendencia de Precios Justos a través de su cuenta en Twitter @andreseloypsuv, quien informara: “En esta reunión se busca defender los intereses económicos del pueblo sobre el tema de los estacionamientos”.

Aun así los representantes de Anpage aseguran que su propuesta no golpeará el bolsillo del venezolano.

Sin embargo, la decisión será trascendental para muchos pequeños y medianos establecimientos, los cuales representan el 70% de los estacionamientos de Venezuela. Cerrar o no cerrar dependerá de tan sólo el pronunciamiento oficial. De hecho, se tienen registro de clausuras en el interior del país y de transformaciones de algunos negocios, cuyos dueños han tenido combinar sus estacionamientos con autolavados, talleres mecánicos o depósitos.

“Nosotros ya hemos hecho todo para que el Gobierno tome la decisión. Le dimos un estudio socioeconómico, llenamos la forma de la providencia número 03 que emanó el Sundde, entregamos el estado financiero de ciertos tipos de estacionamiento. Nosotros no generamos inflación, sino que la sufrimos y queremos compensación por nuestro trabajo”, dijo Guzmán señalando que 15 días se tomará el Estado para estudiar la situación y las estructuras de costo.

Mientras tanto, los estacionamientos siguen generando costos en la prestación del servicio y mantenimiento de la infraestructura como: agua, electricidad, pago del personal, alquiler, gastos de condominio, póliza de seguro garajista, mantenimiento del inmueble y de los equipos e impuestos.

La situación es delicada pues este sector provee 60 mil 354 puestos a nivel nacional y genera más de 22 mil 11 empleos directos. Todo esto es en juego sobre la mesa, ahora.

BUSCANDO EQUILIBRIO

El gremio realizó un interesante estudio sobre el costo de la tarifa de estacionamientos en América Latina llegando a la conclusión de que el precio promedio internacional, por una hora, es de 2,93 dólares que al cambio del Sicad 1 equivale a 34,86 bolívares.

Según lo reseña Anpage en la página digital de Entorno Inteligente, “el hecho de que las empresas que prestan el servicio perciban ingresos por debajo del equilibrio económico en forma permanente, genera un perjuicio económico a la empresa, la cual trabajaría a pérdida al no poder recuperar los costos por el servicio que presta, lo que trae como consecuencia incumplimientos de obligaciones laborales y tributarias; reduciendo la calidad del servicio que presta y con el riesgo cierto de presentar un procedimiento de quiebra comercial”.

LA OPINIÓN DEL VENEZOLANO

Cuando al venezolano se le habla de la posibilidad de un aumento de precios, en el contexto que sea, es usual que exprese rechazo total. Por eso, frente al presunto incremento tarifario del servicio de estacionamientos la mayoría reaccionó de forma negativa durante un sondeo popular de calle.

Para los ciudadanos Jorge Villacorta y Leonor González, ambos de posición muy radical, cualquier incremento en un servicio se traducirá en un impacto negativo a sus bolsillos.

Para otros, como Moisés Rodríguez, “el negocio de los estacionamientos no amerita un incremento en estos momentos pues se trata de un negocio simple y sencillo. Tienes un terreno disponible y lo alquilas para quienes necesiten aparcar sus automóviles. ¿Qué tanto puede incidir la inflación en este tipo de establecimientos?

Algunos muchos más sensibles, como Yosmeiry Mendoza, ven justo pagar el aumento solicitado por el gremio y asegura que es “injusto” que todo aumento y este gremio siga percibiendo lo mismo que hace más de 2 años.

Carlos Delgado también se resteó con los propietarios y administradores de los estacionamientos del país asegurando que hoy en día 4,45 bolívares son “nada”. Usted, ¿qué opina?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here