A principios de año expertos economistas vaticinaban que 2014 sería un año complicado para la economía venezolana. Sus análisis se desprenden de los síntomas que presenta el aparato económico del país desde el año pasado.

Economista José Guerra
Economista José Guerra
El economista y ex director del Banco Central de Venezuela, José Guerra, señaló en un artículo de opinión que la crisis del país “es global” y “su tratamiento ha sido absolutamente errado por parte del gobierno (…). No es un cambio cosmético el que el país requiere para encarar la crisis”.

En primer lugar objeta la aplicación de la Ley de Precios Justos, pues se ha evidenciado que agrava la escasez de bienes al provocar “una destrucción de capacidades en los sectores comerciales e industriales y ha llevado a que productores y vendedores no estén dispuestos a producir o a comercializar bienes con una especie de guillotina sobre sus cuellos. Por eso cierran sus negocios o bajen el ritmo de su actividad, con lo cual se está causando una contracción económica que se empieza a percibir en un aumento del desempleo”.

Asegura Guerra que el tema cambiario también ha sido tratado de forma equivocada porque “el gobierno no termina de estructurar una estrategia clara y, contrariamente, anda a la deriva sin especificar qué hacer con el tipo de cambio. Ello se ha traducido en un enredo monumental en cabeza del ministro Rafael Ramírez, que simplemente no sabe ni encuentra qué hacer con el manejo de la tasa de cambio. Se anuncia un SICAD II, lo que implica que van a existir cuatro tipos de cambio para el dólar: la tasa oficial de Bs/US$ 6,30, la tasa de SICAD I, la tasa de SICAD II y la tasa de cambio paralela. Semejante pasticho de tasas de cambios va a acentuar las distorsiones en la economía y a profundizar la corrupción”.

Sostiene el economista que “ninguno de quienes hoy dirigen la economía está en condiciones de conformar un plan económico creíble, que es lo que el país reclama” y por eso la crisis económica tiene actualmente su expresión política en las calles donde los venezolanos están manifestando su inconformidad porque no les alcanza el sueldo “como resultado de la elevada inflación, cifrada en 50% anual, la mayor del mundo”.

Además, hay molestia porque no encuentran los productos de primera necesidad, “desabastecimiento de bienes que según el BCV alcanza 21%, lo que quiere decir que de cada 100 productos faltan más de 20”. A esto se le suma “una escasez pronunciada de dólares a pesar de altos precios petroleros, lo que ha llevado al paralelo hasta las nubes”, expresó el ex presidente del Banco Central de Venezuela.

-Estos son los síntomas de la crisis que sufre Venezuela y que tiene cuatro ámbitos: el fiscal, el monetario, el cambiario y el petrolero. Pocas veces en la historia de Venezuela estos elementos se habían conjugado para condicionar la coyuntura económica y el curso previsible de la economía, enfatizó.

Nuevo orden económico

Rafael Ramírez, Vicepresidente económico de Venezuela
Rafael Ramírez, Vicepresidente económico de Venezuela

En contraparte, el vicepresidente económico de Venezuela, Rafael Ramírez, ratificó que el Gobierno venezolano está estudiando aplicar dos instrumentos que garantizarán el crecimiento de la economía: el Plan General de Divisas y el Plan de Importación.

Ramírez explica que este crecimiento “estará fundamentado en el impulso de 11 motores productivos (petrolero, petroquímico, construcción, industria agropecuaria, agroindustria, turismo, textil, minería, comunicaciones y alta tecnología), que dinamizarán la economía de la nación, y que están contemplados en la ofensiva económica”.

El vicepresidente económico de Venezuela asegura que estos sectores serán beneficiados con una serie de incentivos y subsidios que serán cancelados en moneda nacional.

-Queremos transmitir al país que estamos trabajando en lo que hemos denominado un nuevo orden económico. El Plan de la Patria recoge esos elementos que serán la base para materializar la transición hacia el Socialismo-, insistió Ramírez.

En Gaceta operatividad de Sicad II

Sobre este tema de proteger la economía, detener el ciclo de crecimiento de la inflación y “derrotar al dólar paralelo especulativo” que determina los precios de muchos bienes, Rafael Ramírez anunció la creación del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) II, cuya normativa de operación ya está en Gaceta Oficial.

Según explicó el también presidente de Petróleos de Venezuela, este sistema será muy “flexible y abierto” para facilitar tanto al sector público como el privado la transacción de divisas “ofertadas por personas naturales y jurídicas del sector privado, por Petróleos de Venezuela (Pdvsa), el BCV y otras empresas públicas, incluidos los bancos estatales”.

Además, “no se va a establecer una tasa ni una banda. Será un mecanismo en el cual habrá libre oferta de divisas”, dijo, y agregó que las operaciones se realizarán a través de los bancos y las casas de bolsa con una tasa que será determinada por la oferta y la demanda. Lo importante es que los interesados posean cuenta en dólares.

Mientras termina de arrancar este nuevo sistema, el Sicad I “ofrece 220 millones de dólares semanales a sectores productivos específicos convocados a subastas, con una tasa que fluctúa”. La más reciente se ubicó en 11 bolívares por dólar.

En medio del nacimiento del Sicad II son muchas las expectativas, críticas y dudas que surgen. Algunos expertos en economía, por ejemplo, señalan que su creación es una devaluación parcial de la moneda.
Sobre este punto, el economista Pedro Palma, señaló que si el Sicad II “aparece con unos niveles de 50 bolívares por dólar, los bolívares que se canalicen hacia ese mercado, que antes estaban limitados a dólar preferencial, pues obviamente va a haber una devaluación importante y esa devaluación va a traer como consecuencia un encarecimiento de los productos que se importen a ese tipo de cambio y por lo tanto ese es un costo que va a tener que ser reconocido en el establecimiento del precio y en el margen de utilidad”.

El diputado por Un Nuevo Tiempo, Elías Matta, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, también expresó su preocupación por el tema pues le preocupa que el SICAD II “se convierta en un simple SITME donde los más vivos o que negocian con el gobierno se van a llevar los dólares, a través de la permuta y la compra de bonos. Los ricos se van a hacer más ricos y los pobres más pobres, esa es la preocupación que tenemos”.

Es por ello que tanto Palma como su colega José Guerra opinan que el Sicad II debe estar acompañado por medidas que corrijan el déficit fiscal, como por ejemplo, aumentar el precio de la gasolina, aumento de las tarifas de servicios públicos y del IVA. “Esto puede ser progresivo pero es necesario”, acotó Palma.

Aerolíneas irán a subasta

Por otra parte, el ministro de Transporte Acuático y Aéreo, Hebert García Plaza, informó que el próximo 17 de marzo las aerolíneas nacionales serán convocadas a una subasta especial del Sicad con el fin de que adquieran divisas para la compra de repuestos y equipos.

Esta decisión –según explicó-, fue tomada luego que los representantes de las aerolíneas nacionales y agencias de viaje manifestaran durante una reunión, su necesidad de aprobación de divisas.

García Plaza agregó que también se acordó hacer una revisión de las estructuras de costos para determinar si es necesario ajustar las tarifas.

Anuncian tarjeta de abastecimiento

En medio de las protestas que continúan en diferentes estados del país, el Gobierno Nacional sigue haciendo anuncios de medidas que permitan acabar con la especulación y avanzar en el crecimiento de la economía del país.

Es así como se anunció la creación de la Tarjeta de Abastecimiento Seguro, para que las familias puedan abastecerse en la red de mercados gubernamentales.

“Vamos a sacar ofertas especiales de abastecimiento con precios especiales para el pueblo en materia de alimentos, línea blanca (…) La especulación se va a acabar con la Ley de Precios Justos y con el nuevo sistema digitalizado de abastecimiento seguro”, aseguró el presidente Nicolás Maduro, quien asegura que no se trata de un mecanismo de racionamiento.

“Es un sistema con una tarjeta bancaria electrónica para garantizarles a ustedes la satisfacción de todas las necesidades de las familias que trabajan, que permita acabar con los especuladores y bachaqueros”, agregó el Presidente Maduro.

Así mismo, aclaró que la tarjeta es un mecanismo para aliviar el efecto que podría tener el alza en los precios de los alimentos regulados, que no son revisados desde hace más de dos años.

Al respecto, el economista Pedro Palma manifestó que esto es lo que sucede “cuando distorsionas completamente un mercado y pretendes vender unos productos a un precio sustancialmente menor a los existen en otras partes de la cadena de suministro”.

Por su parte, Luis Vicente León, señaló que la nueva medida es, a su juicio, “el establecimiento de una tarjeta de racionamiento a las compras en las redes públicas, producto de la escasez”.

Estudian estructuras de costos de la gasolina

El presidente de la República Nicolas Máduro, informó que están realizando estudios de estructuras de costos de la gasolina para ser debatido con todo el país.

Al respecto, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, señaló que ya llegó el momento de abrir una discusión nacional “que permita decidir junto al pueblo si se debe empezar a cobrar la gasolina y el gasoil, actualmente subsidiados en su totalidad por Pdvsa”.

Ramírez explicó que el subsidio del combustible en Venezuela “representa una pérdida anual de 12 mil 592 millones de dólares, por la diferencia entre costo de producción y precio de venta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here