Aunque solo Ford Motors de Venezuela ha asumido el reto de producir vehículos para su comercialización en dólares, este convenio puesto sobre la mesa por el Gobierno Nacional ya causa revuelo en el país, dado que los posibles “pros” y “contras” se apoderan de la mente de quienes integran el sector automotriz de ensamblaje, sus proveedores nacionales y el ciudadano común.

Y es que, si bien para la referida empresa ésta es una alternativa para reactivar las operaciones que tiene paralizadas desde abril por falta de insumos, la venta de autos en divisas marcaría un hito en la economía de Venezuela, tras considerarse el inicio del camino hacia una “dolarización” que amenaza con quedarse.

Una posibilidad que ha sido descartada por José Luis Hernández, titular de Favenpa, quien se refirió a la comercialización de vehículos en dólares diciendo: “no puede verse como una dolarización”, sino como “un plan para que la industria automotriz pueda sobrevivir”.

Consideración de la cual difiere el presidente de Canidra, José Cinnirella, tras asegurar: “no es la solución del problema, sino un problema más grave todavía” que, en caso de realmente poseer algún punto positivo, “va a beneficiar a un segmento muy reducido de la población”.

Entre otras cosas, dada la ausencia de divisas, por cuanto el presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), Roberto León Parilli, se ha pronunciado recalcando que “es ilegal vender en dólares cuando tenemos un control de cambio y no hay acceso a las divisas”.

Dentro de ese contexto, el director de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, ha advertido que la medida “traerá más distorsión y la transformación de la economía del país en un enigma mayor”.

Pero, ¿cuál es la base del convenio? Tal como el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, informó a través de su cuenta oficial en Twitter: 90% de los vehículos ofertados por Ford Venezuela serán vendidos en dólares, mientras que el 10% restante será ofertado en bolívares, a un monto calculado con la tasa Simad (199,52 bolívares, según la cifra actualizada el miércoles de la semana próxima pasada).

De manera que no sería un preludio de la dolarización de la economía, “es una segmentación que forma una economía dual: sectores en dólares y sectores en bolívares”, apuntando de todos modos a un panorama poco favorable, pues “es obvio que la demanda de ese 10% de carros vendidos en bolívares, calculados a Simadi, será infinita, porque ahí sigue el arbitraje o bachaqueo vivo”.

Dicho esto, es importante hacer mención a lo que al respecto ha expresado el presidente de Conindustria, Eduardo Garmendia. En entrevista concedida a Unión Radio, admitió que por el acceso a divisas no esperan un volumen importante de ventas.

“Muy posiblemente eso no llegue a más de 20 mil unidades para una capacidad instalada de 200 mil, así que no es un monto significativo”.
Con respecto al polémico proceso de comercialización en dólares, explicó que la compra de autopartes y otras materias primas se pagarán en dólares, entre tanto las operaciones de ensamblaje en Venezuela se concretarán en bolívares.

Comentó que el proceso inicia con los compradores, quienes acuden a los concesionarios donde van a cancelar en divisas, los concesionarios a su vez pagan a las ensambladoras en dólares y las ensambladoras importan las piezas.

“Toda la operación en términos locales es en bolívares, porque lo único que se va a hacer con las divisas es pagar por la materia prima para producir los vehículos. El Gobierno estableció que solo un tipo de vehículo se tramitará en dólares, que son los vehículos del tipo medio, no de lujo”.

Suficiente para que generar expectativas en la Chrysler, cuyo representante, Ramón Vargas, resumió lo que han considerado diciendo: “el público de a pie no tiene dólares; por ello, estamos esperando cuál es la respuesta a esta oferta”.

Proteger el Empleo

Según ha recalcado José Luis Hernández, al frente de Favenpa, el mecanismo autorizado por el Gobierno de Maduro y asumido por Ford de Venezuela: permitirá proteger los 100 mil empleos que el sector genera en todo el territorio nacional. De allí, el respaldo que el representante de Conindustria, Eduardo Garmendia, ha dado a la medida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here