En una primera entrega de su conversación con El Semanario, el economista y analista político Tony Boza explicaba cómo las mafias monetarias que operan en la frontera entre Colombia y Venezuela han marcado el debilitamiento del bolívar a través de manejos y mecanismos fraudulentos.

tony-boza

Economista Tony Boza / Archivo

“Hay que reconocer que estas mafias han logrado romper el marco referencial estable y confiable de precios, ya que la gente sale a la calle y no sabe cómo comparar el precio de un producto; Dólar Today ha logrado posicionarse como un referente del dólar paralelo y eso es muy grave”, advirtió.

Además, Boza recordó que organismos como Consecomercio, Fedecámaras y la Asociación Bancaria han pedido la eliminación de esa referencia y, haciendo la salvedad de no querer generalizar, denunció que existen sectores de la banca que estarían favoreciendo todo este entramado especulativo, entramado que ahora tiene una novedad, la escasez de billetes de 100 y 50 bolívares en ciudades fronterizas.

“Si tú tienes un peso abultado, valorado 30 veces por encima de su valor real, compras bolívares para pagar la otra corriente que se genera, que es el contrabando de extracción de alimentos, medicinas, bienes y mercancías.

Es un negocio tan lucrativo que te va a arrojar ganancias hasta del 3.000%, por eso no te importa pagar un billete de 100 bolívares en 140, claro está, lo pagas en billetes de baja denominación. En Maracaibo, mi ciudad, los billetes de 100 bolívares están desaparecidos”.

Dirimir con Colombia en instancias internacionales

Para lograr que Venezuela al menos tenga “un respiro”, el escritor y analista político Tony Boza no considera descabellada la recomendación hecha por Mario Silva de romper relaciones comerciales con Colombia y cerrar la frontera, pero más allá de eso, plantea llevar una demanda internacional contra el gobierno neogranadino para la derogatoria de la Resolución Número 8.

Yo denunciaría al Gobierno colombiano ante las instancias internacionales que regulan las relaciones comerciales y de intercambio de divisas, como por ejemplo, la Organización Mundial del Comercio para que derogue la Resolución Número 8”.

Volviendo al tema del cierre de la frontera, cree que eso podría ser una solución temporal, pero que implicaría un acompañamiento del poder popular “porque hay actores en algunos cuerpos (de seguridad) que permiten que se violente la soberanía nacional y están posibilitando el contrabando de extracción”.

Usted también ha planteado la creación de un Observatorio de Precios, ¿en qué consistiría este mecanismo?

Tony Boza no considera descabellada la recomendación hecha por Mario Silva de romper relaciones comerciales con Colombia y cerrar la frontera

-Estamos planteando el uso de la tecnología con fines contralores, es decir, transparentar algunos procesos. El Estado creó algunas leyes como la que regula las tasas de ganancias de las cadenas productivas y esto implica, por ende, que los importadores y empresarios deben definir estructuras de costos.

Es aquí que planteamos la creación de una base de datos estable, confiable, de bienes esenciales, a su vez, centralizada por el Estado y que pueda ser cotejada por la población, bien sea porque esté instalada en línea en la web o mediante un sistema de escaneo inteligente del código de barras por teléfono. Así, cada venezolano podrá tener una respuesta instantánea del precio real de cada mercancía o producto.

Comités de Defensa de los Consumidores

El economista además plantea la creación de los Comités de Defensa de los Consumidores, figura prevista en la Ley de los Consejos Comunales.

“Estos comités organizados en todo el país deben acometer la tarea de reconstruir un marco referencial de precios confiables, que cuando la gente vaya a adquirir un producto sepa cuánto le va a costar y no se lleve la sorpresa de que ese producto vale cualquier cantidad de veces por encima de su valor real”.

La nacionalización de importaciones pudiera verse como una medida extrema y que además podría derivar en burocracia y corrupción, ¿usted apuesta a una medida de esta magnitud?

-No opino que se nacionalicen las importaciones per se, pero en el caso venezolano el Estado no tiene más remedio que hacerlo. El gran captador de divisas y el mayor oferente de divisas es el Estado, por tanto no puede decirse que exista un mercado de divisas y las importaciones es ilógico que las haga un tercero. Si tuviéramos una clase empresarial transparente y dedicada a producir, eso marcaría la diferencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here