Para el diputado por el Psuv a la Asamblea Nacional, Germán Ferrer, no es casual la desarticulación de una operación militar que apostaba a romper el orden constitucional en el país, así como el intento de magnicidio abortado por los organismos de seguridad. “Este nuevo plan se incluye en el abanico de agresiones internacionales que se han venido cometiendo contra Venezuela”.

Agrega el parlamentario que desde hace algún tiempo el Presidente Nicolás Maduro y el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, venían alertando sobre la posibilidad de una asonada militar y “eso lo comprobamos, sin duda, al ver las acciones que ha tomado el gobierno contra este grupo de militares que preparaba la asonada”.

No duda el diputado Ferrer al argumentar que existe un componente internacional detrás de las acciones desestabilizadoras para derrocar por vías no constitucionales al gobierno legítimo del Presidente Maduro y que instiga a las fuerzas militares a desconocer la Constitución Nacional y, asimismo, recuerda que es un patrón que se ha venido repitiendo.

“Basta con recordar como la oposición radical de derecha está apostando siempre a crear caos, así lo hicieron el 12 de febrero de 2014, fecha desde la cual transcurrieron casi 6 meses de disturbios y de guarimbas con el objeto de propiciar estas asonadas militares”, señala.

-Usted dice que este intento de golpe de Estado no tomó desprevenido al gobierno, ¿puede decirse lo mismo con respecto a la población venezolana?

-No hay duda de que el pueblo y el gobierno venezolano están alerta. Estos intentos desestabilizadores jamás podrían prosperar ni tener resultados positivos. No existe posibilidad de derrocar al gobierno que constitucionalmente eligió la mayoría del pueblo venezolano. En este momento, toda nuestra gente, los revolucionarios, las personas honestas, los patriotas tienen que estar rechazando este tipo de acciones que pudieran desencadenar actos sumamente difíciles y que pondrían a Venezuela en una situación de retroceso tanto político, como moral y económico.

Estas maniobras obedecen a intereses particulares de los grupos económicos tradicionales y de la oposición de derecha radical que no se atreve a buscar mecanismos dentro de la Carta Magna, sino que promueven este tipo de acciones que colidan con todo lo que es el estamento legal de Venezuela.

-¿No cree que existen las circunstancias políticas y económicas necesarias para que prosperen intentos de este tipo, me refiero a que quizá el pueblo está desesperanzado por la situación de crisis económica que vive el país?

-El pueblo está alerta y yo creo que esto no va a trascender, entre otras cosas, porque aquí se rompió un paradigma que antes era inconcebible, que es la alianza cívico-militar. La derecha no puede romper esta alianza cívico-militar porque hay militares patriotas que no van a permitir que esto se pueda transformar en una posibilidad para los elementos de derecha de la oposición. Estamos alerta y llamamos al pueblo para que mantenga la confianza que ha depositado en las instituciones del Estado venezolano.

-Usted ya habló que este intento golpista forma parte de un complot internacional, ¿tienen algo que ver en esta campaña las sanciones del gobierno estadounidense contra Venezuela?

-El Departamento de Estado norteamericano ha estado señalando, con mucha frecuencia, que en Venezuela se violan los Derechos Humanos y que hay un gobierno que es antidemocrático, cosa que es bien extraña, sobre todo cuando es el gobierno norteamericano el que de manera cotidiana está violando los Derechos Humanos en todas partes del mundo. Por ejemplo, allí está el caso de Guantánamo, hemos visto como han legalizado la tortura, como han atropellado pueblos del Medio Oriente y continuamente apoyan todas las invasiones y las atrocidades que se cometen en el mundo. Sin embargo, ellos se erigen como gendarmes del planeta apoyados en todo su poderío militar.

Y han expresado que en Venezuela no existe democracia y eso nos tiene que llamar la atención en momentos en que justamente algunos elementos de la Fuerza Armada acarician ideas que van contra el orden establecido. Esto tiene que tener alguna relación con la campaña que tiene el gobierno norteamericano contra Venezuela.

-Cambiando de tema, ¿cree que es posible superar la actual situación de escasez y desabastecimiento?

-Sin duda, soy optimista y estoy convencido de que estamos en capacidad de superar cualquier problema de tipo económico, claro, hay que tomar algunas medidas que son indispensables, algunas de ellas ya se empezaron a tomar como, por ejemplo, lo relacionado con el nuevo sistema de control cambiario y más adelante, avanzar hacia esquemas que sean mucho más agiles y eficientes. También es importante insistir en la necesidad de empezar a cobrar la gasolina y que estos ingresos puedan ser invertidos en continuar promoviendo las misiones y todos los programas sociales para el pueblo.

Además, hay que lograr romper con el rentismo petrolero, porque estamos sujetos a los vaivenes de los precios petroleros y esto no nos ha permitido tener un desarrollo real de nuestra economía.

Pero, lo más importante de todo esto es que hay que incentivar el aparato productivo nacional y lograr superar de una vez por todas la política de importaciones que tanto daño le hace a la nación, lograr superar la economía y agricultura de puertos que favorecen mucho a los Estados a los que estamos comprando, pero lesionan nuestros intereses nacionales. Aquí lo que debemos hacer es incentivar a nuestros productores agrícolas y agropecuarios, proporcionarles apoyo financiero, crediticio, asesoría técnica. Debemos generar riqueza interna y fortalecer nuestra economía, eso es lo que en definitiva puede servir para consolidar un país.

-Ya para finalizar, ¿cuáles son sus expectativas de cara a las elecciones parlamentarias de este año?

-Para nosotros y para el proceso revolucionario son fundamentales las elecciones a la Asamblea Nacional y estamos trabajando en ese sentido. Dentro de poco vamos a celebrar en el Psuv las primarias para la elección de los candidatos a diputados. En ese proceso, las bases del partido van a tener la libertad de elegir a los mejores aspirantes. Creemos que debemos actuar con mucha responsabilidad, porque no nos podemos dar el lujo de perder la mayoría parlamentaria, eso sería traicionar toda la propuesta de cambios que planteó 15 años atrás el Comandante Eterno Hugo Chávez y que hoy continúa el Presidente Nicolás Maduro.

Somos muy optimistas y tenemos razones para ello: Contamos con un partido organizado que va a dar la pelea en estas próximas elecciones. También tenemos metas y objetivos en lo inmediato: tenemos que llegarle a nuestra gente, a nuestro pueblo, explicándolo todo lo que ha sido la problemática económica y la problemática social para alcanzar las vías que nos permitan ofrecer las respuestas oportunas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here