Sistedia: Kits de serología hechos en Venezuela

Laboratorios Sistedia es un claro ejemplo de que es posible echar a andar a un país con el acompañamiento del sector privado pues, hoy por hoy, es la única empresa en Venezuela que produce estuches (kits) de diagnóstico de laboratorio para realizar las pruebas inmunológicas (serología), a ser utilizadas en los Bancos de Sangre para el chequeo de los donantes, así como también en laboratorios especializados, laboratorios de referencia, universidades y laboratorios de investigación.

Empresario Alecio Ramos

Es importante no confundir estos kits de diagnóstico con los reactivos para exámenes de química sanguínea que miden valores como la glucosa o el colesterol, según lo aclaró el emprendedor Alecio Ramos, socio mayoritario de esta empresa dedicada al servicio de la salud por más de 14 años.

“Los kits o reactivos de Laboratorios Sistedia se utilizan en los Bancos de Sangre con todos los donantes, con el propósito de hacerles despistaje de entidades infecciosas para evitar el contagio o propagación de enfermedades mediante el uso de la sangre y/o sus componentes durante las transfusiones sanguíneas. De esta manera se protege la salud y la vida de los pacientes que necesitan ser transfundidos”, explicó Ramos.

Asimismo, enumeró los virus cuya presencia puede ser determinada en la sangre con la utilización de los kits de Sistedia:

• Hepatitis B Antígeno de Superficie (HBsAgS).
• Anticuerpos contra el virus de la hepatitis B (HBcAb)
• Anticuerpos contra el virus de la hepatitis C (HCV-Ab)
• Anticuerpos contra los virus linfotrópico de células T humanas, tipo I y II (HTLV I/II-Ab).
• Anticuerpos contra el parásito Trypanosoma cruzi o enfermedad de Chagas
• Anticuerpos contra la bacteria Treponema palidumsífilis (sífilis)
Además la empresa posee la tecnología necesaria para ampliar la producción a corto plazo que le permita elaborar también kits para detectar la presencia en sangre de:
• HIV de 4ta. generación
• Pruebas rápidas de serología
• HCV de 4ta. generación
• Células panel

Apoyo para los servicios de cirugía

En los hospitales y clínicas existe una relación muy estrecha y directa entre los servicios de cirugía y el servicio de Banco de Sangre, es decir, que para ser intervenido quirúrgicamente, sobre todo en cirugías mayores, el paciente debe disponer de sangre proveniente de los donantes que asisten a los bancos de sangre, debida y oportunamente analizados con las pruebas de tamizaje serológico para descartar que sean portadores de los agentes infecciosos antes señalados.

De todo esto se deriva que si los Bancos de Sangre no tienen reactivos de serología, no pueden realizar los análisis de sangre donada a partir de la cual se preparan componentes sanguíneos (sangre total, concentrado globular, plasma, plaquetas, plasma rico en plaquetas, crioprecipitado de factor VIII, etc.), para ser empleados como terapia transfusional en pacientes quirúrgicos que la ameritan.

Ramos explica que una situación de este tipo pone en grave riesgo la vida de pacientes que requieren cirugías de emergencia de gran envergadura, tales como pacientes víctimas de accidentes, violencia interpersonal o pacientes con enfermedades que requieren grandes cirugías.

Instalaciones de la planta de reactivos de serologia

Asimismo, se verían afectados pacientes con enfermedades malignas y/o hematológicas como leucemias mieloides, leucemias linfoides, linfomas de Hodking, no-Hodking, mieloma múltiple, anemias hemolíticas y pacientes afectados con otro tipo de tumores malignos que debido a los tratamientos que reciben mediante drogas antineoplásicas ven inhibida la producción de elementos que constituyen a la sangre. También pacientes con insuficiencia renal crónica.

“Todos estos pacientes requieren muy frecuentemente de transfusiones y es necesidad imperiosa para los bancos de sangre contar con un abastecimiento de este líquido o sus componentes debidamente analizados y preparados”, señaló el entrevistado.

La carencia de estos reactivos, lo que ha ocurrido en diversas oportunidades, tiene como consecuencia que en ocasiones se detiene el servicio de cirugía en un hospital y suele ocasionar un colapso en la programación de las intervenciones quirúrgicas electivas preestablecidas para el uso de los quirófanos, afectando así la salud de los pacientes.

“La otra contrariedad que podría ocurrir -continúa Ramos- es que los pacientes que necesiten este líquido para salvar sus vidas, se exponen al riesgo de recibir sangre potencialmente infectada, lo que además implica una toma de decisión con una enorme carga de responsabilidad por parte del personal médico de las diferentes emergencias de la red de hospitales públicos”.

Protección para la producción nacional

Según cifras de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, el 92% de los insumos médicos que se utilizan en el sistema de salud son importados y apenas un 8% se producen en el país, porcentaje en el cual entra Sistedia, empresa que además de fabricar los reactivos, actualmente está estableciendo alianzas con institutos de investigación del Estado como el Ivic y Quimbiotec para lograr la fabricación de la materia prima en territorio nacional.

“La materia prima es importada y afortunadamente esperamos contar con un lote para finales de este año para garantizar la producción de todo 2016”, informó el emprendedor Alecio Ramos.

Aunque Sistedia cuenta con la aprobación de las divisas a los fines de importar la materia
prima, en la actualidad sus dueños ven con preocupación la falta de mayor seguimiento en la entrega de la permisología necesaria para la importación de los reactivos, cosa que de por sí ya es una incongruencia cuando existe una producción nacional.

“Con el 30% de la capacidad instalada de Laboratorios Sistedia se pueden cubrir completamente los requerimientos del sistema público de salud; con otro 10% podríamos cubrir la demanda de bancos de sangre, clínicas y laboratorios especializados privados y con el 60% restante podríamos producir reactivos para la exportación”.

Ramos hace un llamado al Gobierno Nacional para que se establezcan mecanismos estrictos y verificables para la entrega del Certificado de No Producción (CNP). Dichos certificados se estarían entregando a importadores que no están generando empleo en el país.

“El CNP se estaría desvirtuando, porque esos reactivos se hacen aquí en Venezuela”, añadió.
Además se corre el riesgo de que la producción de los kits de Sistedia se quede fría por una sobreoferta producto de las importaciones.

La otra petición que plantea el entrevistado es proteger la producción nacional y la revisión de acuerdos comerciales con países aliados como China y Cuba, “porque a través de dichos países se están importando reactivos, muchas veces sin que respondan a los estándares de calidad exigidos por la Organización Mundial de la Salud”.

Ya para finalizar, se pregunta Ramos por qué se importan productos que se fabrican en Venezuela, “cuando además nosotros estamos generando empleo, apostamos a la independencia tecnológica en un área tan estratégica como es la salud y nuestra meta es generar divisas para la nación a través de las exportaciones”.

Noble esfuerzo

Laboratorios Sistedia está ubicada en la Zona Industrial del Este, en Guarenas, estado Miranda y es una empresa que desde hace más de 14 años ha venido trabajando con el apoyo de un equipo multidisciplinario de profesionales altamente especializados en la fabricación de los productos de diagnóstico serológico.

En la empresa cumplen con los más estrictos controles de calidad de los productos terminados que colocan en el mercado.

Las principales características de estos reactivos de serología son su alta especificidad y alta sensibilidad, lo cual evita márgenes de error o los llamados “falsos positivos”.

4 comentarios

  1. Ligia Fernandez 12 octubre, 2017
    • Airam lopez 26 octubre, 2017
  2. Wendy Martínez 22 noviembre, 2017

Leave a Reply