En un momento de mucha expectativa ante la proximidad del proceso comicial presidencial en la vecina Colombia, entablamos una plática con el máximo interlocutor político del gobierno neogranadino en tierra venezolana. Los puntos clave extraídos de sus palabras se centran en: la posibilidad cada vez más segura y cercana de alcanzar la anhelada paz con la guerrilla de las Farc, sin concesiones y sin impunidad; la gratitud hacia Venezuela por ser promotora de este proceso de paz, la necesidad absoluta de complementariedad entre ambas naciones para resolver los problemas comunes más graves como el contrabando.

Mención aparte, la lección aprendida por los colombianos a costa de sangre y fuego que descansa en la práctica de la “tolerancia” para lograr vivir en medio de la diversidad.

¿Considera que el dialogo MUD – Gobierno ha avanzado muy poco por falta de tolerancia?, ¿qué lección deberíamos sacar los venezolanos para erradicar de inmediato la violencia?

En Colombia a fuerza de muchos años de guerra y muchos muertos hoy estamos aprendiendo la palabra tolerancia. Lo único que yo les diría a los venezolanos es que hagan uso de este mecanismo para disfrutar de una sola patria que cobije a todos sus connacionales.

¿Qué balance hace el gobierno del Presidente Santos sobre el proceso de paz que vive Colombia, cuáles son los avances, cuáles los principales obstáculos en las negociaciones que se realizan en La Habana?

El balance es muy positivo, a pesar de que se hubiese deseado que los tiempos fuesen más cortos. De la agenda de seis puntos que ha establecido el Gobierno con la guerrilla de las Farc, acaba de aprobarse el tercero que tiene que ver con la lucha contra el narcotráfico.

El compromiso de las partes consiste en no solamente erradicar los cultivos ilícitos, sino también aplicar una política que, entre otras cosas, sirva de modelo internacional en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas. Pronto arranca el debate del cuarto punto referido a las víctimas y se espera el reconocimiento explícito de las Farc, así como acciones para las reivindicaciones pertinentes.

Acaba de hacer mención de los avances en el tema del narcotráfico y drogas, ¿qué debe esperar Colombia y la región que cambie a partir de estos acuerdos?, ¿qué expectativa hay con los vecinos, sobre todo con nuestro país, Venezuela?

Todo lo que sucede en algún país de la región tiene incidencia en toda la región. En el caso concreto de Venezuela, la relación tan íntima que tenemos por una frontera de más de 2 mil 200 km cuadrados, en donde habitan más de 4 millones de personas y por la residencia en territorio venezolano de entre 3 y 4 millones de compatriotas, hace que sin duda el conflicto armado tenga una incidencia muy grande en Venezuela.

Por eso es que la lucha tiene que ser conjunta contra el delito trasnacional, el narcotráfico y el contrabando, problemas que alimentan las expresiones violentas de ambos países.

El Presidente Chávez dijo en una oportunidad que “el día que se firme la paz en Colombia habrá fiesta en Venezuela”. ¿Cómo califica su aporte al proceso de paz?

Yo diría, profundizando un poco más en la expresión del Presidente Chávez, que el día que se firme la paz en Colombia habrá fiesta en el mundo, porque el mundo rechaza todas las expresiones violentas y la muerte de cualquier ciudadano. Venezuela ha sido un factor importantísimo en las conversaciones de paz; no solo ha sido facilitador sino que está con su presencia garantizando que el proceso siga adelante sin trancas ni tropiezos. Y es que a Venezuela le duele la suerte de Colombia, como a todos los colombianos nos duele la suerte de Venezuela.

El presidente Santos ha dicho que aprendió de Rabín una fórmula que está aplicando: “vamos a negociar como si no hubiese terroristas y vamos a combatir a los terroristas como si no hubiese negociación de paz” ¿no es una contradicción tender una mano para la paz y al mismo tiempo tener un puño de hierro con la otra?

No porque la experiencia colombiana es muy particular, este es el cuarto intento de un proceso negociado con la guerrilla y las experiencias anteriores han dejado un sinsabor en la opinión pública. La más reciente: el diálogo que se adelantó a instancias del Presidente Andrés Pastrana condujo al despeje de una zona de 42 mil kilómetros cuadrados para que la guerrilla pudiese asentarse y negociar bajo un clima de paz.

No se dio, la guerrilla incumplió con los pactos establecidos y convirtió el denominado Caguan en el reducto de todos los vehículos robados, personas secuestradas fueron a parar a esa zona que se convirtió en tierra sin ley. Esa experiencia hace que el presidente Santos tome la determinación de avanzar en un proceso de paz sin despejar un centímetro de la geografía nacional y sin descuidar un minuto los operativos militares de las Fuerzas Armadas y de seguridad en defensa de la territorialidad, la vida y los bienes de los ciudadanos en Colombia.

¿Cómo están las relaciones entre Venezuela y Colombia en estos momentos?, ¿ha habido alguna reacción a la denuncia del ministro de Interior de Venezuela, Rodríguez Torres, sobre un hacker colombiano, de nombre Carlos Escobar, quien participó en una estrategia para intervenir las comunicaciones de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), dándole información así a Álvaro Uribe, pero que incluso ese ciudadano está protegido por organismos colombianos?

No sabemos nada de esta denuncia. Ha habido referencias tangenciales en los medios de comunicaciones. Serán las autoridades las que emitan su declaración sobre ese tema.
Pero en líneas generales, las relaciones Venezuela- Colombia andan por buen camino. Hay una agenda de seis puntos que se ha establecido entre los dos gobiernos, que sin bien ha tenido tropiezos en los últimos días por factores electorales ha ido afianzándose.

Quienes critican el proceso de paz, dicen que es una negociación que abrirá las puertas a la impunidad, que las Farc están negociando una fórmula para que sus crímenes queden sin castigo. De alcanzar la paz ¿habrá castigos para los crímenes de guerra? ¿O se trata de paz con impunidad?

E (20)

Nunca se ha hablado de impunidad en Colombia. Una cosa es pensar en la posibilidad de una justicia transicional que permita que las personas que han cometido delitos de lesa humanidad sean juzgadas y condenadas a la luz de la justicia colombiana, con unas penas que sean menos gravosas que las que pudiesen tener en otro contexto. Y otra cosa es pensar que hoy Colombia pueda avalar un proceso en donde haya impunidad, siendo un país que respeta el Derecho Internacional y firmante del Estatuto de Roma y la Corte Penal Internacional.

¿Pero las negociaciones implican condenas más bajas, tenemos entendido entre 8 y 10 años?

Eso se estudiará en su momento cuando empiecen a desarrollarse los puntos que se han venido aprobando en La Habana.

¿Las próximas elecciones pueden definirse como una escogencia entre la paz o la guerra?

Yo no lo vería así. Los colombianos todos queremos la paz: unos se inclinan por la la política coercitiva de las fuerzas armadas y otros pensamos que la paz se puede alcanzar a través de la negociación y el diálogo. Ojala que ello no lleve a una confrontación política de fondo que polarice aún más al país en las vísperas de un debate electoral. Hoy los colombianos tenemos que pensar en el posconflicto, en generar un cuadro de igualdad de oportunidades y superar las inmensas desigualdades en la sociedad colombiana. Las expresiones violentas como la guerrilla, el paramilitarismo, la delincuencia común, tienen sus raíces estructurales en el hambre, la miseria, la desigualdad y la verdadera paz la alcanzaremos cuando la inversión social logre acabar con esas razones estructurales.

¿Quién considera usted que ganará las elecciones del próximo domingo?

Las próximas elecciones las va ganar el pueblo colombiano porque va a escoger entre los modelos para hacer esa inversión social.

¿Quién ganará el Mundial de Brasil?

¡Colombiaaaa no te quepa la menor duda!. Colombia es el equipo revelación de la Copa Mundo y ahí veras si te apuntas, pues nosotros tenemos aquí una polla que es bastante elevada en cifras. Risas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here