En noviembre del año 2013 el presidente Nicolás Maduro ordenó fiscalizaciones a tiendas comercializadoras y distribuidoras de electrodomésticos, ropa y calzado; esta medida permitió detectar sobreprecios y especulación. La orden fue vender a precios justos.
A la lista se fueron sumando supervisiones en ferreterías, mercados de alimentos y ventas de autorepuestos. Sin embargo, los expertos aseguran que esta medida no tuvo los efectos esperados en el índice inflacionario porque la misma cerró el año pasado en 56%, una de las más altas del mundo.

Pese a estas fiscalizaciones, el año 2014 comenzó con una marcada escasez de productos, no sólo de primera necesidad. Debido a esto, el primer mandatario nacional a mediados del mes de abril, anunció una segunda ofensiva contra la “guerra económica” para “equilibrar la economía y reactivar la producción nacional”.

“La guerra brutal que trata de rendir a nuestra patria por hambre y necesidad es una guerra tramada desde centros imperiales para arrodillar al pueblo de Bolívar. Pero no han podido ni podrán, se los aseguro, nuestra patria saldrá victoriosa de cualquier guerra económica, de cualquier dificultad que hoy tengamos o que nos pueda venir”, dijo el primer mandatario nacional durante una alocución.

Ahora bien, uno de los elementos que tiene a su favor para establecer las nuevas reglas de juego para toda la cadena productiva y logística del país que tanto se ha anunciado, es la Ley de Precios, Costos y Ganancias Justas, que fue aprobada a en el mes de enero mediante los poderes especiales para legislar que le concedió la Asamblea Nacional al presidente Maduro.

Por lo menos once personas han sido detenidas por incumplir lo establecido en esta legislación, según informó el mayor general Luis Motta Domínguez, intendente de Protección de los Derechos Socio Económicos de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde)

Así mismo, se conoció que desde el 22 de abril hasta el 20 de mayo se han realizado 2 mil 387 fiscalizaciones en el ámbito nacional, siendo el Distrito Capital quien encabeza la lista con un total de 390.

Por otra parte, es importante destacar que con el fin de seguir fortaleciendo la lucha contra la guerra económica y seguir facilitando los mecanismos al pueblo para que haga sus denuncias “contra el sabotaje, sobreprecio, contrabando de extracción, la especulación y la usura”, la Superintendencia de Precios Justos está inaugurando nuevas Salas de Denuncias.

Sobre el tema la superintendente de Precios Justos, Andreína Tarazón, recordó a empresarios y comerciantes que ya no tienen excusas para no adaptarse a la nueva Ley, al tiempo que hizo un llamado a respetar el margen máximo de ganancia establecido en el instrumento legal, el cual no debe exceder del 30% “en las estructuras de costos sobre todas las actividades económicas”.

Medidas económicas de la II Ofensiva

Es importante destacar que a la par del anuncio de esta segunda ofensiva en contra de la guerra económica, el presidente Nicolás Maduro se reunió con al menos 700 empresarios para discutir sobre el tema de la inversión del sector productivo con miras a mejorar la situación económica del país.

De este encuentro se lograron acuerdos para todos los sectores involucrados. Según lo anunciado por el presidente, los recursos provenientes del Fondo Conjunto Chino-Venezolano, Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) y Fondo Alba-Mercosur en bolívares y dólares “serán destinados como mecanismos de financiamiento para las empresas privadas”.

El sector automotor, que incluye cauchos, baterías y repuestos, fue incorporado al Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) I, por lo que se beneficiará con una tasa de cambio a 10 bolívares por dólar.

Fueron firmados acuerdos con las empresas productoras de vehículos Toyota, Mitsubishi y Chrysler y se publicaron los nuevos precios.

Además, e.l Centro de Comercio Exterior (Cencoex) y el Sicad I “otorgarán a las ensambladoras todas las divisas que requieran para su funcionamiento”.

De acuerdo a lo manifestado por el primer mandatario, la nueva ofensiva económica “trabajará en función de impulsar la producción, el abastecimiento y los precios justos para comenzar el tránsito hacia el nuevo orden económico interno”.

La ofensiva se trata de un plan a mayor escala, de mayor alcance, para el crecimiento de la producción de la nueva economía productiva (…) es la garantía del abastecimiento, la satisfacción de las necesidades y la garantía de precios justos, dijo Maduro durante uno de sus programas radiales.

El Presidente asegura que esta nueva ofensiva busca “impulsar los cambios estructurales que se necesitan para revertir el modelo económico rentista.”

Maduro ha hecho un llamado a alcaldes y gobernadores a “convertirse en agentes de desarrollo económico en sus territorios y a plantearnos el concepto de la Venezuela potencia productiva en lo local, en lo regional”.

Y precisamente enfocado en potenciar el aparato productivo nacional y proteger a la clase trabajadora, hace pocos días el presidente Nicolás Maduro anunció nuevas medidas orientadas en ese objetivo, entre las que destacan la constitución de 5 Zonas Económicas Especiales (Centro, Los Andes, Los Llanos, Occidente y Oriente) “para potenciar la producción, el abastecimiento y precios justos de productos” y para las que fueron aprobados 3 mil millones de bolívares.

Además, fueron aprobados 500 millones de dólares para el Fondo de la Ofensiva Económica.
Por último, se anunció la creación del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales y de Protección de las Cajas de Ahorro, “como fondo motor de inversión de los trabajadores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here