Cerca de 9 mil panaderías asociadas a la Federación Venezolana de Industriales de la Panificación (FEVIPAN) y afines aseguran que, por falta de materia prima como: harina de trigo, azúcar, grasa, pasa y aceitunas, el pan podría desaparecer de los anaqueles. Es por ello que se declararon en emergencia y solicitaron al Gobierno la continuidad en la distribución equitativa de la materia prima para garantizar el abastecimiento del pan de manera justa en todo el territorio nacional.

Tomás Ramos, Presidente de Fevipan, anunció tras una reunión de emergencia que sostuvo con los presidentes de las organizaciones afiliadas, que están buscando el camino para solventar esta situación antes de que la temporada decembrina se instale.

Y es que los comerciantes temen que para el mes de diciembre no puedan cubrir con la demanda de los consumidores. Al respecto, Juan Crespo, presidente de la Federación de trabajadores de la harina (Fetraharina), vaticinó que en esta Navidad 2014 disminuirá la cantidad de pan de jamón ofertado por tradición en el mercado, no sólo por la ausencia de materia prima sino por el alza en el precio de otros rubros como: la levadura y la manteca.

En relación a costos elevados, Ramos reveló que el precio del saco de harina de trigo ha subido a 963 bolívares.

Por eso, es que la canilla no aparece. Se estima que haya una escasez de 90% en lo que a este tipo de pan se refiere y cuando se consigue los dueños suelen racionar la venta a 2 canillas por persona”, aseguró revelando que poniéndose creativos para usar menos trigo en el pan lo que ha dado cabida a la salida de pan con orégano que lo venden hasta en 20 y 30 bolívares.

Además, las panaderías se han visto en la necesidad de tomar severas medidas, como préstamos entre ellas de la materia prima, llegando a una coordinación especial con los molinos: Monaca, Cargill, Molvenca y Mocasa.

Pero las coordinaciones que se han hecho con el sector privado han sido insuficientes, según Ramos, por lo que han solicitado en forma reiterada la intervención directa del Ministerio de Alimentación a través de la dirección de Mercadeo Agrícola y de la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA).

panaderia5

MIENTRAS TANTO…

En Nueva Esparta, los consumidores hacen colas de hasta una hora para comprar pan. Aparentemente, la situación es más delicada para los panaderos de esta isla pues la harina de trigo llega primero a tierra firme.

El presidente del Consejo Legislativo del estado Nueva Esparta, César González, aseguró que el gobernador Carlos Mata Figueroa, realiza las labores necesarias para que se normalice el suministro y que la escasez puede deberse al contrabando interno.

Asimismo, se supo que el déficit de materia prima en esta zona turística por excelencia ha originado que también los productos de pastelería y panes empaquetados hayan mermado, según fuentes de Globovisión.
Este mismo medio de comunicación, reportó que en el estado Falcón el déficit de materia prima fue de 37% en el primer trimestre de 2014. A propósito el secretario general de la Asociación de Panaderos de Falcón, Víctor Nercio, reveló que durante todo el año han tenido problemas para adquirir los productos para la elaboración del pan y añadió que temen que para finales del año vuelvan a caer en crisis por la temporada navideña.

Por su parte, el presidente del cuerpo edilicio de la región falconiana, Jorge Luis Chirinos, aseguró que el problema acaba de ser solventado en este estado luego que celebraron 3 reuniones y se les garantizaron los rubros para la fabricación del pan.

Las buenas noticias parecen haber llegado también a Anzoátegui, luego que la Asociación de Panaderos (Asopan), la Asociación Bolivariana de Panaderos y el Frente Bolivariano de Panaderos prometieran una distribución justa de la harina de trigo en la entidad.

Jorge Cebrean, presidente del el Frente Unido de Panaderos del estado Anzoátegui, explicó que hace dos meses tuvieron problemas con la distribución debido a la avería de dos molinos pero que la misma ya fue solventada. Asimismo, denunció que en virtud de la poca oferta, muchos comerciantes especularon revendiendo en 2 mil bolívares un saco de harina.

“Pero eso no lo vamos a permitir más”, declaró precisando que existe una estructura integrada por funcionarios de la Red Venezuela, Corporación de Alimentos y Servicios Agrícolas (Casa) y SADA, que controlará la distribución y el almacenamiento.

“Ahorita, se están despachando 15 mil toneladas del rubro a unas 700 panaderías del estado”, reveló.
En la capital, pese a la situación de emergencia declarada por Fevipan gran número de panaderos aseguran que la producción se mantiene.

“Es cierto que ahora nos cuesta más conseguir los materiales, porque muchas veces nos toca comprarlo por fuera, pero hace tiempo que dejamos de vender el pan racionado”, indicó Manuel Horacio, encargado de la panadería Rocarena, en La Carlota, a un portal web de noticias, señalando que desde hace aproximadamente cinco meses la producción aunque la materia prima es adquirida con sobreprecio.

En Lara, Táchira y Guárico, la producción también está en marcha, pese a que la distribución es irregular o a que muchas veces, como las panaderías de la capital, deben comprar los insumos a revendedores quienes triplican los precios regulados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here