Han pasado más de 10 años desde que Claudia juró ante el altar mantenerse unida a su esposo “hasta la que la muerte nos separe”. Hoy, con una abultada historia de violencia, miedo y dolor, confiesa que después de tanto batallar con “el qué dirán mis hijos, nuestras familias o los vecinos”, finalmente decidió acudir a instancias legales para enfrentar al hombre que, aunque juró amarla y respetarla, casi la lleva a la tumba.

La historia de Claudia (de quien se reserva su verdadera identidad) es una de las tantas que han salido de las paredes del hogar para ser contadas en un tribunal, donde el victimario debe enfrentarse cara a cara con la justicia.

Dar este difícil paso de vencer el miedo y denunciar a su agresor para romper definitivamente el ciclo de la violencia no ha sido fácil para Claudia pero asegura que se atrevió, gracias al empuje de una amiga que también fue maltratada y recibió protección gracias a la aplicación de la Ley Orgánica del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, promulgada en el año 2006.

mujer-semanario

A juicio de la ministra para la Mujer e Igualdad de Género, Andreína Tarazón, nuestro país ha “avanzado hacia nuevos instrumentos jurídicos y nuevas políticas públicas que no solamente sancionan la violencia hacia la mujer, sino que también ayuda a prevenirla”, según lo afirmó durante su participación en un programa de televisión donde comparaba cifras de violencia registradas luego de la promulgación de la ley.

Sobre el tema, Luisa Arias, coordinadora de programas de la Casa de la Mujer “Juana Ramírez La Avanzadora”, en Maracay, estado Aragua, coincide en que “se ha avanzado” pero cree que “falta mucho por hacer”. Aunque “ahora la mujer se atreve a hablar de lo que le pasa, es necesario desarrollar una campaña masiva de información porque muchas mujeres siguen viviendo su problema en silencio. Además, hay que capacitar a los funcionarios que toman las denuncias porque siguen viendo el problema como un chisme y los remiten a las casas de la mujer”.

Pese a la protección que brinda la Ley a las víctimas y todos los organismos que tienen a su disposición para hacer la denuncia, persiste el temor de romper el silencio por diferentes razones. Entre las cuales -destaca Arias-, las amenazas que recibe por parte del victimario con relación a la custodia de los hijos, por temor a privar a sus hijos de su padre si éste es condenado o para evitar ser juzgada por la familia.

Para la ministra Tarazón “el tema de la violencia de género es complejo. No todas las víctimas denuncian por patrones culturales”. Sin embargo, aplaudió el interés de las que se han ido sumando al movimiento de Mujeres por la Paz y por la Vida, para luchar contra este flagelo.
Asimismo, reiteró su llamado a las víctimas para que “utilicen el mecanismo de la denuncia, tal como lo establece la ley”, al tiempo que manifestó que “el éxito para vencer la violencia contra la mujer está en establecer nuevos patrones culturales, nuevas formas de convivencia”.

Lo que debes saber

  • La violencia contra las mujeres comprende todo acto sexista que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, emocional, laboral, económico o patrimonial; la coacción o la privación arbitraria de la libertad, así como la amenaza de ejecutar tales actos, tanto si se producen en el ámbito público como en el privado (Art.14)
  • La ley contempla 19 tipos de violencia: psicológica, acoso u hostigamiento, amenaza, violencia física, doméstica sexual; acceso carnal violento, prostitución forzada, esclavitud sexual, acoso sexual, laboral, patrimonial y económico; obstétrica, esterilización forzada; mediática, institucional, simbólica, tráfico de mujeres, niñas y adolescentes; trata de mujeres, niñas y adolescentes. (Art.15)
  • Puedes denunciar el caso en alguna instancia legal o policial cercana a tu comunidad.
  • Los tribunales de la Mujer asignarán una defensa y entablarán los juicios para determinar responsabilidades y sanciones. En Venezuela existen 108 fiscalías y 50 tribunales que tratan asuntos de violencia contra la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here