Con un 96 % de los votó, el pueblo de Lugansk dijo sí a la independencia de Ucrania y a su deseo de formará parte de la Federación Rusa.
Luego de terminado el referendo que decidiría el futuro de esta zona sublevada al gobierno de Kiev, la comisión electoral de la autoproclamada “república popular de Lugansk” anunció esos resultados preliminares tras el escrutinio de los votos emitidos en las 32 circunscripciones electorales del territorio, según informan medios locales.

En esta disputa entre la independencia y la unión territorial de Ucrania, 1.298.084 votantes (96%) se manifestaron a favor de la independencia, mientras que 51.276 electores (3,8%) apoyaron la integridad territorial de Ucrania, teniendo en cuenta que votó el 75 % de los habitantes de Lugansk.

Por otra parte en la vecina región de Donetsk más del 89 % de los votantes apoyó el domingo la independencia de esa región minera, proclamando la República Popular de Donetsk

“Nosotros, el pueblo de la República Popular de Donetsk, de acuerdo con los resultados del referéndum celebrado el 11 de mayo del 2014 y con base en la Declaración de la Soberanía de la DNR (República Popular de Donetsk, por sus siglas en ruso), anunciamos que a partir de ahora la DNR es un Estado soberano”, informo en rueda de prensa el representantes del Gobierno de la República Popular de Donetsk, Denís Pushilin, agregando que, “Basándonos en la declaración de voluntad del pueblo de la República Popular de Donetsk y para restablecer la justicia histórica pedimos considerar la posibilidad de integración de la República Popular de Donetsk en la Federación de Rusia”.

Pushilin, explicó que la región de Donetsk durante muchos años perteneció a Rusia y solo después de la revolución de 1917 dejó de serlo. Ahora, con el respaldo del 89,7% de los electores que votaron a favor de la independencia, las autoridades regionales han decidido hacer la petición formal a Moscú.

Por su parte, el servicio de prensa del Kremlin informó que “Moscú respeta la decisión de la población de las provincias de Donetsk y Lugansk y se basa en el hecho de que la materialización de los resultados del referéndum se llevara a cabo de una manera civilizada, sin recurrir a la violencia, únicamente a través del diálogo entre los representantes de Kiev, Donetsk y Lugansk”.

Esta ola independentista se extiende y sienta precedentes, y el beneplácito de Moscú con la decisión de estos pueblos de sumarse a la Federación, influye en otras regiones reveladas a las políticas de Kiev, donde crece la indignación por el accionar criminal de las fuerzas gubernamentales y las bandas fascistas; hablo de Járkov, Jersón y Odesa. El tiempo dirá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here