Entrevista Diputado Parlamento Latinoamericano Roy Daza

¿Actualmente hay una campaña de descrédito contra Venezuela?

Sí, porque desde el inicio del año el país ha estado sometido a hechos de violencia muy significativos que corresponden a un plan de desestabilización que tiene su eje fundamental en la generación de violencia callejera, y que ha estado acompañado de una campaña internacional inédita, de todas las corporaciones mediáticas del mundo contra un país. No tiene precedentes en la historia de, por lo menos, los últimos 100 años de la humanidad.

Una campaña mediática basada en que en Venezuela no hay democracia, que en Venezuela hay una dictadura, que la situación económica es deplorable, que la represión sobre la oposición es alarmante; y se da precisamente un mes después de que en el país se celebraran elecciones, inéditas en su participación electoral; nunca como antes, en toda la historia política del país se habían dado una elecciones con tal nivel de participación, tratándose de una elecciones municipales; y además cuando se había abierto un debate sobre los temas más importantes del país, tanto los económicos como los que tienen que ver con la seguridad social.

Ese diálogo con alcaldes, gobernadores, diputados, dirigentes políticos y dirigentes sociales de oposición estaba en su pleno desarrollo cuando el plan de una facción fascista irrumpe en el país, y genera, hasta los momentos, 21 muertos, más de 200 heridos, destrozos de toda naturaleza y mucha zozobra. Por eso sabemos que la campaña internacional está orquestada directamente por el Gobierno de los Estados Unidos para el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

Pero al presidente Chávez también lo atacaban…

Pero nunca la campaña fue tan amplia, es decir, nunca había llegado a estar en Hollywood; ahora estamos frente a una campaña hollywoodense, ahora estamos frente a una campaña del jet set internacional; es decir, ahora hasta los diseñadores de modas se pronuncian; nunca había sido de tal manera en tan poco tiempo, y eso tiene que ver con que se haya desplegado toda esa actividad en apenas tres semanas; lo que quiere decir que la pretensión era hacer coincidir la campaña con un levantamiento de tipo armado contra la democracia venezolana. Lo que pasa es que no encontraron ni fuerza armada con qué hacer el golpe ni pueblo que lo acompañara.

¿Pero porque cree usted que la oposición va fracaso tras fracaso en su intento por derrocar el gobierno constitucionalmente elegido en Venezuela?

Porque confunden lo que es el malestar o la inquietud, o incluso el desacuerdo que puede haber en el pueblo por los distintos problemas que hay en el país, porque para nadie es un secreto que estamos frente a una crisis inflacionaria, que hemos estado enfrentando una guerra económica que nos lleva a tener desabastecimiento; para nadie tampoco es un secreto el desbordamiento de la delincuencia, es decir, y era precisamente eso lo que se estaba discutiendo con los distintos factores de la oposición, esos eran los puntos del debate.

Ahora, ellos pensaban que el grado de malestar los iba a llevar a que el pueblo los acompañara. Yo creo que se equivocaron, pero no de tiempo, se equivocaron de país, se equivocaron de pueblo, porque son personas que viven metidas en una computadora o en twitter, y no tienen una visión de país, no saben lo que pasa en Venezuela, no saben lo que pasa en las calles, no saben lo que pasa en los trabajadores, con los campesinos, con los estudiantes y creen que en el mundo en donde ellos viven es el mundo.

Fíjese, qué casualidad que todas las acciones violentas se dan en 18 municipios de 365; están aislados socialmente y están aislados políticamente. En este momento el 93% de los venezolanos rechazan las guarimbas, es decir, ese es el aislamiento político más grande que han podido tener.

Pero por otra parte, también hay un hecho concreto. Creo que la valoración que sobre el momento político de Venezuela hace el gobierno de los Estados Unidos está equivocado, y el gobierno de Estados Unidos le dijo a sus agentes armados y violentos dentro del país, que actuaran para ellos ir creando una situación política en las Naciones Unidas, en la OEA para provocar una intervención militar directa de los Estados Unidos ¿Parece una exageración? No, porque el propio senador John Mccain, ex candidato presidencial y actual senador de EEUU, lo planteó abiertamente; es decir, Venezuela está enfrentando hoy un plan dirigido, coordinado y financiado por el gobierno de los Estados Unidos para provocar el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro. Pero no contaban con que el pueblo no iba a acompañarlos.

¿Por qué romper relaciones diplomáticas con Panamá y no con Estados Unidos?

Porque fue el Canciller panameño quien se dedicó a llamar a otros gobiernos, incluso mintiendo, como si ellos habían llegado a un acuerdo con Venezuela, en función de crear una comisión que viniera a intervenir el país.

Y eso es sencillamente absurdo, porque cualquier persona que tenga mínimos conocimientos de cómo se maneja la diplomacia internacional sabe que ninguna actuación de ningún organismo internacional se puede hacer si no hay la decisión del país en cuestión. A menos que se trate de una acción como la que hizo la OTAN en Libia, o como la que hizo Estados Unidos en Irak o como la que hicieron Estados Unidos, Inglaterra y Alemania en Afganistán. Ah bueno, si se trata de eso, ya es otra cosa, ya eso es una invasión.

Y lo que plantea la facción de la oposición como salida es la renuncia del presidente Maduro, y el presidente Maduro les respondió que no va a renunciar, entonces se quedaron con una consigna y un vacío, y lo único que les quedó fue lanzarse por la vía que los aisló políticamente, sin contar que acaban de sufrir una de las derrotas más severas que ha sufrido la derecha en los últimos años.

¿Y que el Presidente Maduro llame a restaurar las relaciones con Estados Unidos?

Siempre es necesario restablecer porque nosotros no le hemos planteado a los Estados Unidos que nos vamos a olvidar de lo que pasó y que ahora vamos a tener relaciones, no, es todo lo contrario, lo que hemos dicho es que “salgamos de ese espacio de dimes y diretes y hagamos una discusión de altura”.

Los Estados Unidos tienen que comprender dos cosas: en primer lugar, que ya no está hablando con gobiernos en América Latina que son sumisos a sus políticas. Y en segundo lugar, que está hablando con el gobierno de Venezuela, que ha dicho reiteradamente que está dispuesto a mantener relaciones con los Estados Unidos pero en condiciones de igualdad. ¿Pero qué pasa? que a los Estados Unidos no les gusta cuando le decimos que es en condiciones de igualdad porque plantean que ellos están por encima de los demás. Ese es el punto.

¿Que si estamos listos para restablecer las relaciones con Estados Unidos? claro que estamos listos para tener relaciones con Estados Unidos ¿Estamos ante una posición irreversible ante el gobierno del señor Martinelli? Sí, esperemos que llegue un nuevo gobierno a Panamá con el que podamos entendernos.

¿Por qué cree usted que la actual política internacional de Venezuela le incomoda al gobierno estadounidense?

Porque es independiente, sencillamente.

Salvando las distancias, así como en un matrimonio en crisis, ¿debe un tercero, en este caso un organismo internacional, mediar para resolver los conflictos, como lo ha solicitado la oposición frente a las protestas que se están presentando en Venezuela?

Voy a responder con un hecho histórico y no con abstracciones teóricas. En Venezuela hubo intervención de la OEA directa: 2002, 2003, aquí estuvo el ex presidente de Colombia César Gaviria, estuvo además una representación del Centro Carter que trabajó ampliamente con dirigentes políticos del presidente Chávez y dirigentes políticos de la oposición, recuerdo claramente que los diputados del Parlatino Roy Chaderton y el diputado Timoteo Zambrano fueron parte de esa realidad.

Ahora, esas conversaciones y esas negociaciones se dan porque el presidente Chávez consideró que eran necesarias y que era correcto hacerlas. En estos momentos no lo consideramos, porque para empezar está demostrado que el grupo, aunque es muy violento, no tiene respaldo popular, ni tiene respaldo siquiera del conjunto de la oposición; es un hecho que la oposición está dividida entre el “Lopecismo”, que busca una salida violenta y rápida del gobierno del presidente Maduro, y Capriles, que tiene otra política, no la voy a calificar, pero sencillamente tiene otra política.

¿Cuál sería un posible escenario del país para que la OEA resuelva la aplicación de la Carta Democrática Interamericana?

Ya hubo uno: cuando esa facción de la ultra derecha con Pedro Carmona a la cabeza violó la Constitución, liquidó todos los poderes del Estado, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, los gobernadores, los alcaldes, violentó toda la institucionalidad democrática del país. Y la OEA reunida en Costa Rica para ese momento tomó la decisión de respaldar a la democracia venezolana, 10 años después la OEA vuelve a respaldar la democracia venezolana.

Los países de la UNASUR han dado un respaldo a la gestión del presidente Nicolás Maduro, ¿Qué opinión le merece que los detractores del gobierno dicen que ese apoyo es producto de lo que califican como la “petro-diplomacia”?

Yo creo que como estas personas de la oposición nunca van a estar en el gobierno no les importa pelearse con los gobiernos vecinos. Porque nadie que aspira a ser gobierno le está diciendo a otros gobiernos que son unos pedigüeños. Nadie que aspire ser poder, dice una barbaridad como esa.

[spacer style=”2″ icon=”none”]

Sostiene Delsa Solórzano

El gobierno tiene un discurso antiyanqui, pero Estados Unidos es nuestro principal socio

¿Cree que hay una campaña de descrédito contra Venezuela?

No lo creo, lo que pasa es que confunden el país con el gobierno. Venezuela somos tú y yo. Somos 27 millones de venezolanos, gente hermosa que trabaja para echar adelante el país que queremos. Que critiquen al gobierno no quiere decir que lo hagan con el país.

¿Por qué Venezuela rompe relaciones diplomáticas con Panamá y no lo hace con Estados Unidos?

Lo que hizo Panamá fue actuar apegado estrictamente a la Carta de la OEA en relación a los derechos humanos por un país miembro, por un país hermano. Los derechos humanos trascienden las fronteras de cualquier país. No es Venezuela porque sea Nicolás quien esté a cargo de la presidencia, lo harían con Chile, Panamá, México o Perú, con cualquier país donde se violen los derechos humanos, pues eso trasciende las fronteras de ese país.

Cuando los organismos internacionales se crearon para la declaración universal de los derechos del hombre, luego de la 2da Guerra Mundial, se establecieron por escrito los derechos humanos, posteriormente los países se aliaron para proteger a los pueblos de los desmanes de los gobierno, como ocurrió en Alemania con Hitler, porque siempre son los pueblos los que sufren la violación de los derechos humanos. Luego se aliaron las Naciones Unidas, proyecto que logra luego una alianza como lo es hoy la Organización de Estados Americanos, no excluyente.

Entonces, Panamá actuó en estricto apego a lo que dicta la Carta de la OEA. Y es bastante hipócrita la situación del gobierno de Venezuela frente a Estados Unidos, porque se rechaza la posición de Estados Unidos pero se aboga por el restablecimiento de las relaciones y porque se nombre un embajador pronto, es una farsa completa, porque el gobierno tiene un discurso antiyanqui pero en la práctica Estados Unidos es nuestro principal socio comercial, en la práctica todo el arroz que consumimos viene de Estados Unidos porque en Portuguesa y en todo el país la producción de arroz está parada, entonces es un discurso totalmente hipócrita; igual que las declaraciones de Elías Jaua hace unos días, quien dijo que no se la va a pagar a Panamá. A Panamá se le deben 1200 millones de dólares, entonces es selectivo a quién se le paga y a quién no.

Esa es una situación que nosotros tenemos que evaluar, además que esa ruptura abrupta de relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá afecta a los miles de venezolanos que viven allá, que estudian allá, además la importación que llega a Punto Fijo y a Nueva Esparta viene de Panamá, es mucho lo que se afecta; a menos que la intención sea no pagar porque Martienlli entrega la presidencia en mayo.

¿Es injerencia o verdadera diplomacia cuando los EUA, ante la situación política, decide cancelar cuentas de funcionarios del gobierno venezolano, en EUA?

Cualquier gobierno que dude de la procedencia lícita de fondos, tiene derecho a ejecutar las acciones legales que su legislación establezca. Ellos tienen ejercicio pleno de su soberanía. Así como a nosotros no nos gusta que se metan en nuestro gobierno, nosotros no nos podemos meter en las decisiones autónomas de los EUA.

A su juicio, ¿Por qué la OEA no se pronuncia sobre la situación política que vive el país desde hace un mes?

Yo creo que Nicolás no se ha leído bien el Comunicado de la OEA, porque de verdad no le hace bien. No se convoca la reunión de cancilleres, que por cierto no es buena la reunión de cancilleres de la OEA pero si es buena la de la Unasur, por eso es que yo no creo en dobles discursos, a lo mejor es un defecto del ejercicio de la política, yo digo las cosas como las veo y como las pienso, y lo que es bueno para el pavo, es bueno para la pava, ¿entonces no nos gusta la injerencia si viene de un lado pero sí nos gusta si viene del otro, o es que ellos dominan la Unasur y la aceptan para sentir que la tienen dominada?.

¿Qué dijo la OEA? No hay reunión de cancilleres, pero emitieron un comunicado bien grueso donde se señala que hay que tener respeto a los derechos humanos, eso es un llamamiento al Estado como autoridad política del país a que respete los derechos humanos de los ciudadanos. ¿Cuál es el defecto del comunicado? Que no hay nada garante de que eso vaya a ocurrir, no se logra entender que por parte de la OEA se vele que se estén respetando los derechos en nuestra Venezuela, ese es el defecto que tiene el comunicado pero del resto es un comunicado que para nada beneficia al gobierno.

Y ahora viene la reunión de cancilleres de la Unasur, ¿qué ha dicho la Unasur? bueno, van a designar una comisión. Y si la Unasur considera que se debe reunir para evaluar el caso Venezuela es porque hay un caso en Venezuela que debe ser analizado.

¿La aplicación de la Carta Democrática Interamericana es la puerta para que se produzca un cambio de gobierno en el país?

Yo no creo que esas cosas produzcan cambios de gobierno. Sería bueno que Nicolás entendiera que el mundo no gira alrededor de él, para que pueda ver en realidad lo que está ocurriendo en el país y hacer una análisis serio, de lo contrario, lastimosamente en el gobierno no van a poder tener un análisis global de lo que está pasando en Venezuela y de cómo nos está viendo el mundo.

¿Por qué cree que las actuaciones del gobierno para reprimir las protestas no han sido condenadas por los países de la UNASUR? 

Ya Dilma Roussef hizo un pronunciamiento bien claro sobre el drama que está ocurriendo en Venezuela, el congreso de Uruguay hizo lo propio; no lo ha hecho el Congreso Argentino, lo hizo Chile y no lo ha hecho Paraguay. Lo han hecho también los países hermanos de toda nuestra América, se pronunció Costa Rica con una declaración importante sobre la violación de los derechos humanos en nuestro país; se pronunció el Parlamento Europeo con una votación abrumadora; se pronunció Amnistía Internacional, Human Rights Watch; es una importante cantidad de países y todos sobre la represión, la tortura y la muerte; no hay forma de que alguien pueda justificar el uso de armas contra piedras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here