Tras conocerse la noticia sobre el allanamiento de dos galpones repletos de medicinas, equipos quirúrgicos e insumos médicos en la zona industrial de Las Tejerías, estado Aragua –suficientes para abastecer a todos los hospitales del país durante 6 meses- el Presidente de la República, Nicolás Maduro, ordenó la incautación inmediata de todos los bienes, para su posterior distribución, así como la captura de los responsables.

Trascendió que ambos galpones pertenecían a las empresas Suministros de Medicinas Jayoy y Suplidora Hospimed 2004, miembros de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines (Avedem), las cuales habían recibido 236.2 millones de dólares para importar suministros desde 2004.

Impresionantes pasillos repletos de material para salvar vidas
Impresionantes pasillos repletos de material para salvar vidas

“Hemos podido constatar con profunda indignación este hallazgo. Es increíble ver cómo aquí, en estos galpones, está la vida de la Patria (…) cómo es posible que haya sido acaparada esta cantidad de productos tan importantes, vitales para que un paciente no muera”, expresó la ministra del Poder Popular para la Salud, Nancy Pérez, durante una inspección en el lugar, desde el cual también estimó que “todo esto forma parte de un plan para acabar con la Patria, para crear crisis, porque todo el mundo sabe la dificultad que hay para conseguir ciertos materiales médicos, quirúrgicos y farmacéuticos. Pero, ¿por qué no se consiguen? Porque gente inescrupulosa como esta los tiene ocultos, acaparados”.

Precisamente, la titular de salud aseguró que más allá del acaparamiento y el boicot, los responsables deberían ser juzgados por Traición a la Patria.

“Aunque en su exposición de motivos alegan que estos insumos, equipos y medicinas eran para distribución a las clínicas y las diferentes droguerías miren cómo estaban aquí almacenados desde hace dos años”, agregó Pérez.

“Lo más triste es ver que muchos de los medicamentos están vencidos, como por ejemplo las soluciones para diálisis peritoneal. Se perdieron más de 9 mil unidades, que hubieran sido suficientes para beneficiar a mil doscientos pacientes por 10 días”, informó.

Sin embargo, reportó que han sido contabilizadas en perfecto estado 12 millones de jeringas, más de 2 millones de guantes y 5 mil sillas de ruedas, entre otros insumos millonarios, como gasas, suturas, yelcos, soluciones con dextrosa y metronidazol.

“Y eso fue en un primer inventario porque, en realidad, aún no está todo contabilizado”, señaló, agregando que los galpones miden aproximadamente 9 mil metros cuadrados.

La titular de salud notificó que ya comenzó la distribución de medicinas e insumos a todo el país: “mil sillas de ruedas fueron entregadas a la Misión José Gregorio Hernández y también la Fundación Pueblo Soberano recibirá un lote”.

Aseguró que la repartición se está realizando sin discriminación alguna a hospitales, ambulatorios y Bases de Misiones.

Asimismo agregó que “uno mira estos galpones y lo que piensa es qué hubiera sentido nuestro Comandante Chávez frente a este hallazgo, qué hubiera hecho el Gigante de América al ver que unos contra-patria le estaban negando la salud al pueblo”.

El G/D Jesús Rafael Suárez Chourio, Comandante de la Zodi-Aragua, quien acompañó a la ministra en su recorrido por los galpones, solicitó a la titular y al pueblo venezolano bautizar a los acaparadores como “los perros de la salud”.

En relación a ellos (los responsables), se supo que no solo las empresas fueron bloqueadas del sistema para adquirir divisas preferenciales del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), sino que sus dueños, identificados como Jacobo Serfati, Cristóbal Blanco Uribe y Orideisy Benachón, deberán reintegrar las divisas que fueron otorgadas por el Estado venezolano. Esto sin contar que están siendo buscados activamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here