Aunque el Día Mundial de la Salud es propuesto por la Asamblea Mundial –en el año 1948- en virtud de conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMG). Desde entonces, la celebración que tiene lugar el 7 de abril de cada año, se ha centrado en la puesta en marcha de una jornada que, basada en un tema específico, pretende contribuir con las mejoras que se requieren en el sistema de salud pública; un sistema de salud que en Venezuela estaría yendo más allá, con la ejecución de proyectos que apuntan a la optimización de tan importante servicio.

Y es que, independientemente del lanzamiento de los programas de promoción que, este 2014, tienen que ver con las enfermedades transmitidas por vectores, impera en el país la necesidad de implementar políticas para la mejora de un sistema de salud pública que habría sufrido cambios positivos, de consideración, con la llegada del Proceso Revolucionario que desde el año 98 protagonizara el Presidente Hugo Chávez Frías.

Esto, de acuerdo a lo expuesto por el doctor Julio Useche, especialista en salud pública y funcionario de la Corporación de Salud del Estado Aragua (actualmente en Comisión de Servicios de la Alcaldía del municipio José Félix Ribas), quien ha considerado esta fecha propicia para dar a conocer los logros de la Revolución en ésta importante materia, y, los cuales, iniciarían con la aparición en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela: de los artículos 84, 85 y 86, destinados al fortalecimiento de esta materia.

“Si bien tenemos claro que estos artículos de nuestra Carta Magna podrían traducirse en solo letra muerta, la realidad es que cambios importantes comenzaron a concretarse a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, siendo una prueba fehaciente de ello, el hecho de que: a la llegada del Gobierno Revolucionario la inversión en materia de salud pública era de tan solo 0.8% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que, en la actualidad (y ello lo confirman los análisis y estadísticas), más del 6% del PIB se ha invertido en la salud pública”.

Barrio-Adentro-III

Parte de las declaraciones ofrecidas por el profesional de la medicina quien al respecto prosigue diciendo “un avance que podría parecer grotesco cuando muchas personas denuncian falta de insumos, pero, del cual, se puede dar fe con la aparición –en el año 2003- de la Misión Barrio Adentro; una Misión cuya Primera Etapa consistió en traerse a Venezuela un grupo de médicos cubanos que fueron instalados en los cerros y barriadas de nuestro país, ¿la meta? brindar este derecho social fundamental al mayor número posible de venezolanos, pues –para ese entonces- lo único a su alcance eran los ambulatorios y, dada la gran demanda, estaban siendo desatendidos”.

Prosigue diciendo el especialista en materia de salud pública que “en función de esto, se da paso a la construcción de consultorios médico populares (ya levantados y en pleno funcionamiento todos los previstos para la ciudad Capital), pasando de 5 mil 360 Centros de Atención Primaria de Salud (los llamados Ambulatorios) en Venezuela, a 13 mil 731; es decir 8 mil 371 centros más para un incremento de 60,96% en materia de acceso al primer nivel de atención en materia de salud (no todos consultorios de la Misión Barrio Adentro sino también Núcleos de Atención Primaria que se crearon –por ejemplo- en Aragua)”.

Fortaleciendo el segundo nivel de atención

“No obstante –continúa- se hizo necesario el fortalecimiento del segundo nivel de atención en materia de salud pública ¿Qué quiere decir esto? Un nivel de atención donde no solo se dispusiera de un médico prestando el servicio de medicina general, sino también de un médico especialista brindando esos servicios necesarios para complementar el primer nivel de atención como: laboratorio, radiología y otros tantos”.

Así pues, se concreta la Misión Barrio Adentro II “creándose en Venezuela mil 200 centros de segundo nivel divididos en dos grandes grupos: 600 Centros de Diagnóstico Integral (CDI) e igual número de Salas de Rehabilitación Integral (SRI); este último, un servicio que estaba casi desaparecido en nuestra nación, existiendo solo en uno que otro hospital como el HCM de Maracay. Ahora, en Aragua tenemos 42 de éstos, cuatro de los cuales se ubican aquí en el municipio Ribas del eje este (Sarayauta, El Castaño, El Cementerio y La Mora)”.

Modernización de la Red Hospitalaria

Tras lo antes descrito, la Red Hospitalaria no se podía dejar por fuera, al respecto el doctor Useche indica que “más de 80 hospitales públicos de casi 200 que hay en Venezuela, se han modernizado en materia de estructura y tecnología”, citando como ejemplo el Hospital José María Benítez de La Victoria (que atiende a 5 municipios del eje este de Aragua) donde recientemente se inauguró una sala de terapia Intensiva y rehabilitó la emergencia pediátrica.

En tal sentido, “se afianza se consolida lo que viene a ser Barrio Adentro IV, con la construcción de hospitales de alta especialidad. Ya creamos uno que fue un boom incluso a nivel internacional, como el cardiológico infantil Doctor Gilberto Rodríguez Ochoa –en Montalbán-Caracas- donde ya se ha concretado la intervención quirúrgica de miles y miles de infantes con cardiopatía. Además, el Gobierno está abocado a la construcción de otros 9 hospitales de alta tecnología (para un total de 14 a construir en esta Revolución) entre estos: el cardiológico de adultos, un hospital de banco de sangre, un oncológico, un oftalmológico, un urológico, un nefrológico, un gastroenterológico, uno de medicina tropical, un ortopédico infantil y otros”.

Recalca Useche que “todo esto evidencia el por qué la inversión ha aumentado a la fecha, sumando a esto que ya tenemos –en Venezuela- más de 40 mil médicos, cuando no se llegaba, ni siquiera, a 10 mil; en resumen, la cobertura en materia de salud se garantiza poco a poco. Para la llegada de la Revolución contábamos en Venezuela con menos del 21% de cobertura, pero, hoy, más del 95% de la población tiene atención médica, y, lo mejor, prestada por médicos cuya profesión es totalmente comprobada”.

Lo que falta por hacer

salud1 Consciente de que falta mucho por hacer en materia de Salud Pública Nacional, el funcionario de Corposalud aclara que “desafortunadamente nos cae una responsabilidad de años atrás que, a muchos hace pensar: ¿es la Revolución la responsable de las fallas que aún pudieran reinar en este sistema vital, pero, no es así?. De allí, la imperiosa necesidad de seguir trabajando en la materia y, para ello, qué mejor que la instalación del Sistema Público Nacional de Salud”.

Se trata de la unificación e integración de todas las instituciones y entes que “conformamos un sistema que, de una u otra manera, se encontraba fragmentado, pues además de trabajar cada uno por su cuenta, se peloteaban (y me incluyo) los casos que llegaban a sus espacios. Entonces, estamos hablando de dos aspectos importantes: primero de un nuevo modelo de gestión de no es más que la interacción administrativa (ya todos los galenos del país percibimos el mismo sueldo, según el nivel o especialidad); y el nuevo modelo de atención que no es más que el de salud integral comunitario”.

¿Por qué la crisis de insumos?

Interrogantes que el doctor representante del Sistema de Salud Pública en Aragua responde expresando “si bien hay fallas por corregir en virtud que los insumos lleguen a los hospitales de manera consecuente, debo aclarar –en el caso del Benítez- que no hay trasfondo alguno. Recordemos se trata de un Hospital que atiende no solo a los pobladores del municipio Ribas donde se ubica, sino también a los pacientes provenientes de los otros 4 municipios que conforman el eje este de la región (Santos Michelena, Revenga, Bolívar y Tovar), por lo que, aunque muchos lo duden, los insumos se agotan en un abrir y cerrar de ojos”.

Sumando a esto el considerable número de lesionados que ingresan a la emergencia del HJMB tras sufrir accidentes de tránsito en el tramo Aragua de la Autopista Regional del centro (ARC), el declarante aprovecha para resaltar como dato importante de este caso en específico: “ya empezamos a recibir la dotación de insumos para la Red Primaria del municipio José Félix Ribas, gestionados el pasado año por el Gobernador de Aragua y traducidos en un millón 500 mil bolívares fuertes. Los insumos ya comenzaron a llegar, contribuyendo así con el descongestionamiento del José María Benítez; un hospital que, cabe mencionar, se inauguró en el año 1975, para una población de 60 mil habitantes que, en la actualidad, se ubica en 150 mil”.

Finaliza destacando “la población se agolpó, creció, se multiplicó, pero, no crecieron los recursos, de manera que, es imposible –pese a los grandes esfuerzos- que en 14 años se pueda resolver los problemas arrastrados por la IV República. Hemos hecho mucho, pero estamos claros de que falta muchísimo más por hacer y resolver de manera contundente y no, por el contrario, con puros pañitos de agua caliente. Seguro que este Gobierno continuará trabajando en función del mejor y más óptimo sistema público de salud, el llamado a todos los venezolanos es a prevenir enfermedades con acciones tan sencillas como las de mejorar su hábito de vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here