• Los controladores de tierra perdieron el contacto con el Boeing 777 unos 40 minutos después de que despegara, a primeras horas del 8 de marzo desde Kuala Lumpur a las 00:41 hora local (16:41 GMT del viernes 7) con destino a Beijing, y desde entonces no se sabe nada de él ni se han encontrado restos.
  • En el vuelo MH370 viajaban 153 chinos, 38 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un italiano, un holandés, un austríaco y un taiwanés. El italiano y el austríaco resultaron ser después dos iraníes que viajaban con pasaportes robados y buscaban una vida mejor en Europa.

De acuerdo a fuentes oficiales de Malasia el avión MH370 desaparecido desde el 8 de marzo fue secuestrado.

Las agencias internacionales de noticias refieren que la investigación parece dejar a un lado las hipótesis sobre la misteriosa desaparición, así como la posibilidad de una explosión repentina en el aire, por un fallo mecánico o de un accidente en el Mar de China meridional. Por tanto, el avión podría encontrarse en cualquier sitio entre Kazajstán y Turkmenistán hasta el norte de Tailandia, o un pasillo en el sur, aproximadamente desde Indonesia hasta el sur del Océano Índico.

Hasta el momento, las investigaciones arrojan que el jet fue tomado al menos por dos personas, con amplia experiencia en manejar este tipo de transporte, que lo desviaron de su ruta original.
Anteriormente se creyó que el vuelo que llevaba a 227 pasajeros y 12 tripulantes había caído en aguas de la costa de Vietnam, después de que se perdió contacto con los controladores de tráfico aéreo cerca del este de las costas de Malasia.

El ministro de Defensa Hishammuddin Hussein dijo en conferencia de prensa que las últimas palabras tranquilizantes desde la cabina: “Todo bien, buenas noches”, fueron pronunciadas a los controladores de tráfico aéreo después de que fuera apagado el Sistema de Direccionamiento e Informe para Comunicaciones de la Aeronave (ACARS, por sus siglas en inglés), equipo que envía información sobre los motores del avión y otros datos a la aerolínea.

Los investigadores han descartado una falla mecánica o algún error del piloto en la desaparición del Boeing 777
Los investigadores han descartado una falla mecánica o algún error del piloto en la desaparición del Boeing 777

Hablan de un resultado concluyente, aunque no se tiene claridad respecto a las razones de la acción, ni tampoco sobre el paradero del avión, así como tampoco se especificó si las sospechas apuntan a un secuestrador entre los pasajeros o a un integrante de la tripulación.

Najib Razak, Primer Ministro de Malasia, ha dicho que es muy posible que los sistemas de comunicación del avión fueron apagados, y que el último contacto con el satélite fue a las 8:11 am. El aparato viró de su ruta en la que se dirigía hacia Beijing y estuvo en vuelo durante más de siete horas.

También se pudo conocer que aproximadamente 14 minutos después, el transponedor que asocia a la aeronave con los sistemas comerciales de radar también fue desconectado. El hecho de que ese transponedor y el Sistema de Direccionamiento e Informe para Comunicaciones de la Aeronave, dejaran de funcionar, por separado, es un fuerte indicativo de que la desaparición del avión fue deliberada.

Además confirmó que las operaciones de búsqueda en el mar del sur de China han terminado.

“Basándonos en datos satelitales de comunicaciones, podemos decir con un alto grado de certeza que el sistema de comunicaciones de la aeronave fue desactivado”.

Asimismo señaló que, a pesar de los informes, apuntan a un secuestro, aunque todavía se están investigando todas las posibilidades en cuanto a la causa del cambio de ruta de la aeronave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here