¿Se quitó la careta Macri?

0

La imagen “humana y sensible” que mostró Mauricio Macri durante su cierre de campaña, al igual que sus promesas de garantizar la estabilidad económica y laboral del pueblo argentino, parece haberle durado muy poco al actual gobernante.

A tan solo un mes de gestión, el presidente argentino ha desencadenado el despido de más de 12 mil empleados estatales, hecho que para muchos analistas ya demuestra el tinte neoliberal de su gobierno.

Además, Macri ordenó mediante decreto la revisión de la legalidad de las contrataciones de los empleados públicos que se realizaron en los últimos tres años, durante el mandato de Cristina Fernández, lo que equivale que unos 64 mil empleados que podrían perder su empleo.

Recientemente, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, Hernán Lombardi, oficializó la cesación de los contratos de 600 de los 710 empleados del Centro Cultural Kirchner, proyecto de gran envergadura iniciado en la anterior gestión presidencial.

“El Estado no es una bolsa de trabajo, no tiene que pagarle a una cantidad enorme de militantes de algún partido político”, afirmó la vicepresidenta Gabriela Michetti.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Daniel Catalano, expresó: “Hay gente con 5, 6, 10 años cesanteados por presunción de actividad política. No podemos creer el nivel de violencia institucional que están tomando”.

A través del llamado “Decreto de Necesidad y Urgencia”, Macri también ordenó la disolución de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC), cuyas funciones serán absorbidas por un nuevo organismo.

¿Qué se trae Macri tras los despidos?

“Macri quiere un desempleo del 15 por ciento o más para así obligar a los sindicatos a negociar salarios a la baja”, opina el analista económico Roberto Navarro, con quien concuerda el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales de Argentina, Oscar Natalich.
En un editorial para el portal informativo El Destape, Navarro citó al presidente del Banco Nación de Argentina, Carlos Melconian, quien recomendó despidos masivos de trabajadores estatales para achicar al gobierno, apertura de importaciones y caída del consumo.

Esa es la fórmula que propone Melconian, a quien Navarro identifica como el “verdadero ministro de Economía de Mauricio Macri”, según reseña el portal Contrainjerencia.

“Con este nivel de salarios, Argentina es inviable: sólo vamos a comenzar a crecer bajándolos al menos un 40 por ciento. Y la única forma de negociar una baja real con estos sindicatos es llegar a un desempleo superior al 15 por ciento”, manifestó el titular del Banco Nación.

El silencio de la OIT: ¿Se romperá?

Desde el inicio de la ola de despidos de empleados públicos en Argentina, la Organización Internacional para el Trabajo no ha emitido pronunciamiento alguno sobre el tema; no obstante, la Central de Trabajadores (CTA) ya anunció que acudirá a dicha instancia.

“El 98 por ciento de los 12 mil despedidos en este mes son trabajadores contratados precarizados. Y esto recién está empezando. Quien piense que puede haber 12 mil ñoquis en tres o cuatro dependencias del Estado se equivoca”, informó Hugo Yasky, líder sindical.
Es importante destacar que en el habla coloquial argentina, “ñoqui” es un contratado que cobra sin trabajar.

El líder de CTA calificó los despidos de injustos y agraviantes para los trabajadores. “Se intenta demonizar al trabajador estatal”.

Las amenazas de Mauricio Macri han dejado en claro que los despidos continuarán sin investigaciones ni análisis previo de los casos, de manera que para muchos de los afectados queda esperar si la OIT responderá favorablemente a sus reclamos ,o si se colocará del lado de las medidas calificadas de neoliberales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here