Muchas son las expectativas que se han tejido en torno a la VII Cumbre de las Américas que se realizará en Panamá los días 10 y 11 de abril; evento que reúne a los jefes de estado y de gobiernos de América, la cual es auspiciada por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Cumbre de las Américas 2015

En primer lugar porque, por primera vez, Cuba estará presente, desde que fue expulsada de la OEA en 1962. Y en segundo lugar porque se convertirá en el punto de encuentro del presidente Nicolás Maduro con su homólogo estadounidense, Barack Obama, luego del aumento de las tensiones diplomáticas entre ambos países.

Aunque mucho se ha especulado sobre la posible ausencia de Maduro -o mandatarios afines-, en el evento, lo cierto es que el primer mandatario nacional tiene previsto entregar una carta con 10 millones de firmas de venezolanos, que le exigen al presidente Obama que derogue la orden ejecutiva en la que declaró a Venezuela una amenaza “inusual y extraordinaria” para la seguridad de Estados Unidos

O por lo menos así lo dijo cuando anunció la realización de la campaña “Obama retira el decreto ya”, para la recolección de las rúbricas; campaña que apoya la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo que tiene previsto solicitar a Obama que derogue la orden ejecutiva emitida el pasado 9 de marzo.

Sobre la base de estos anuncios, algunos analistas han dibujado los posibles escenarios que pudieran presentarse en Panamá, pero habrá que esperar el desarrollo de este importante evento cuyo tema central es la “Prosperidad con equidad, los desafíos de la cooperación en las Américas” y donde también se discutirá sobre seguridad, salud, educación, medio ambiente, energía, migración, gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

Agenda intacta

Panamá es de los que descarta que la agenda se vaya a ver alterada. La vicecanciller María Luisa Navarro aseguró durante una rueda de prensa que “hasta la fecha todo parece indicar que la voluntad es tocar los temas de equidad en el continente y cómo lograrlo, todos los países están de acuerdo en mantener ese diálogo”.

En caso contrario, “Panamá siempre va a promover que los países lleguen a un nivel de conversación”, manifestó Navarro, quien ofreció a su país como mediador entre Estados Unidos y Venezuela si fuera necesario.

Algunos analistas contrarios a esta tesis del respeto a la agenda de la Cumbre, han expresado que la presencia de Venezuela y Cuba sí podrían tener su efecto en el evento. Tal es el caso del internacionalista Sadio Garavini Di Turno, quien considera que la campaña por las firmas es “un show mediático y una gran cortina de humo” para desviar la agenda de la Cumbre.

-La parte menos seria será ese show de Maduro con la entrega de firmas. Esto es una gran campaña propagandística que le cayó como anillo al dedo a su gobierno para que la gente no hable de la crisis económica y la persecución política que existe en el país, insistió el ex embajador de Venezuela en Guatemala, Suecia y Guyana, quien opina que lo “verdaderamente histórico en la VII Cumbre es la consolidación de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Esto supone un crecimiento económico a Cuba y ellos están necesitados de esto, por eso aceptaron ir”.

Cumbre

Tan importante es este encuentro, que se especula sobre una “hipotética reunión bilateral entre ambos gobernantes, después del acercamiento entre sus países tras más de medio siglo de hostilidad”.

Por su parte, el analista internacional, Eloy Torres, piensa que la Cumbre de las Américas “es la oportunidad para la diplomacia venezolana de reinventarse un verdadero canal de comunicación diplomático con el país norteamericano. Sabemos que solo con el diálogo y conversación se resolverá”.

Otros foros

Es importante destacar que el gobierno de Panamá organizó, como parte de la VII Cumbre de las Américas, cuatro foros que reunirán a la sociedad civil, a los jóvenes, empresarios y rectores de universidades del continente.

Sobre este punto, el sociólogo y profesor universitario panameño, Olmedo Beluche, denunció que el Foro de la Sociedad Civil “está diseñado para facilitar la política de Estados Unidos en el continente”.

A juicio de Beluche, “el diseño organizativo de los foros apunta a que aparentemente Estados Unidos desea usarlos como tribuna para atacar a otras naciones”.

Todo listo

Hasta ahora 22 mandatarios, jefes de Estado y de Gobierno han confirmado su asistencia a la VII Cumbre de las Américas. Se espera que asistan los 35 representantes de todas las naciones de América Latina y el Caribe, así como Estados Unidos y Canadá.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, manifestó durante una rueda de prensa que ha sido un gran desafío para su país celebrar esta cumbre, que representa la “oportunidad para consolidar la democracia en el continente” y dará la oportunidad de “afianzar la defensa de los derechos humanos, la transparencia institucional y las libertades individuales que nos permitan continuar con un crecimiento económico sostenible e incluyente”.

En materia de seguridad, el país también está realizando grandes esfuerzos para garantizarla. No hay que olvidar que Panamá disolvió su ejército “pocos años después de la invasión de Estados Unidos que expulsó al dictador Manuel Antonio Noriega, el 20 de diciembre de 1989”.

“Estamos gastando varios millones de dólares en compra de equipos, de cámaras de video vigilancia”, indicó el ministro de Seguridad, Rodolfo Aguilera, quien señaló que se colocarán alcabalas en distintos puntos de la ciudad y, probablemente, se decreten días libres en la ciudad.

Por lo menos cinco mil efectivos de seguridad resguardarán la VII Cumbre de las Américas, incluyendo cuerpos de seguridad de varios países que ya se encuentran en Panamá para trabajar en conjunto y garantizar la vigilancia de los jefes de Estado, por “mar y aire las 24 horas de los días que dure la Cumbre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here